CAPITAL FEDERAL - Este miércoles a la madrugada, cvuando estaba apunto de vencer el permiso especial expedido por el Gobierno Nacional para trasladarse durante el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio, Marcelo Tinelli llegó a Buenos Aires manejando su camioneta y usando barbijo.

Cabe recordar que el condutor televisivo se encontraba desde el pasado 19 de marzo en la ciudad de Esquel, a la que arribó en un avión privado, horas antes de que el presidente Alberto Fernández anunciaria el aislamiento obligatorio.

Tinelli llegó a su casa en la ciudad cordillerana junto a su familia -su pareja, Guillermina Valdes, y sus hijos Lorenzo y Candelaria-, y ya había adelantado que regresaría a Buenos Aires para cumplir con sus compromisos laborales.

Luego de un accidentado viaje -debió regresar a Esquel por problemas con su camioneta- Tinelli manejó más de 1850 kilómetros de ruta gracias a que el sábado el Gobierno Nacional habilitó un permiso excepcional para que regresen a sus casas quienes quedaron varados en otros puntos del país.

Así, el conductor pudo regresar a su casa en la Torre Le Parc, en Palermo, junto a Guillermina Valdés y Lorenzo, su hijo menor.

Su hija Candelaria, quien también estuvo con Tinelli en Esquel junto a su novio, el futbolista Federico Giuliani, también regresó a Buenos Aires, según indica Infobae.