Los robos en el centro vuelven a inquietar a los comerciantes de Trelew, que pidieron una reunión urgente con las autoridades policiales locales para ver si pueden enderezar el rumbo de la ciudad en materia de seguridad.

La imagen del ladrón que se le escapa de las manos a un policía, en la esquina de la Municipalidad (luego lo recapturaron) fue un catalizador de la bronca acumulada de los comerciantes que ya están "hartos" de sufrir robos, según manifestaron.

El encuentro será esta noche, a las 20:30 horas, con la presencia de las autoridades de la Cicech, encabezadas por Rubén Villagra, comerciantes autoconvocados y el jefe de la Unidad Regional, comisario Cristian Cedrón, y miembros de la fuerza.

Uno de los temas centrales será conocer los recursos de personal y móviles con los que cuenta hoy la fuerza después de la planificación que acordaron en las reuniones anteriores en la primera mitad del año. También volverán a tocar el tema recurrente del accionar de la Justicia frente al delito.

MECHERAS Y "ROMPE VIDRIERAS"

Por un lado, a los dueños de los locales preocupa la presencia constante de mecheras con las que no pueden bajar la guardia un segundo sin que les desaparezca alguna cartera, una prenda o un accesorio que está exihibición.

Los comerciantes comparten un grupo de Whatsapp con la Policía que viene funcionando bastante aceitado, pero siguen sin encontrarle la vuelta a las mecheras.  Las "sospechosas de siempre" siguen haciendo de las suyas con total impunidad.

Más allá de estos inconvenientes hay medidas que se vienen implementando. Según dijeron las fuentes, los comerciantes acordaron que los efectivos se hagan presentes en el horario del cierre de los locales para evitar todo riesgo.

El otro tema que preocupa es la proliferación de jóvenes que sobre todo a la madrugada rompen vidrieras, ingresan a los locales y en cuestión de segundos toman todo lo que encuentran.

El caso más resontante fue el indignante el robo de una biclicleta en la panadería "Santa Paula", ocurrido hace unas semanas atrás, cuando dos jóvenes destruyeron la vidriera, y se la llevaron con total impunidad.

Los comerciantes y las autoridades policiales se reunieron en marzo de este año preocupados por la inseguridad. Foto: archivo
Los comerciantes y las autoridades policiales se reunieron en marzo de este año preocupados por la inseguridad. Foto: archivo

LA SEGUNDA OLA

El problema de la inseguridad, que viene de hace tiempo en Trelew, este año comenzó en el verano con los jóvenes que destruían vidrieras céntricas y se llevaban prendas de vestir.

Estos hechos cotidianos, sumado a los golpes en las chacras, llevó a que los comerciantes se reunieran con las autoridades policiales locales para empezar a buscar una solución; con la llegada del otoño, el problema se fue acrecentando con la presencia de las mecheras.

Meses después, durante la primera mitad del año, la cuestión fue escalando con los sucesivos asaltos a la estaciones de servicio del Automóvil Club Argentino (ACA) "Mica" en la Ruta 3 en el acceso norte de la ciudad, donde también un camionero fue asaltado por la misma fecha.

La llegada del ministro de Seguridad, Miguel Castro, quien reconoció el problema y reforzó a la fuerza con patrulleros, calmó un poco las aguas.

No obstante, los acontecimientos de estos últimos días volvieron a instalar el tema candente en la agenda de Trelew, que hoy atraviesa a toda la sociedad.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!