Ocurrió este miércoles a la mañana, a pocos metros de la Municipalidad, en pleno centro de Trelew. El policía creía que lo tenía todo bajo control. Un procedimiento habitual. 

Tenía que recorrer apenas uno metros con el detenido hasta que ingresara en el patrullero. Los efectivos lo habían atrapado in fraganti junto con otros dos jóvenes que intentaban robar en los comercios.

Los tres jóvenes habían sido reducidos contra el Palacio Municipal en la esquina de Rivadavia y San Martín.  La gente pasaba caminando haciendo sus quehacerse diarios.

De fondo, había integrantes de movimienos sociales con banderas y pancartas manifestándose en la Plaza Independencia.

 Uno de los detenidos, cabizbajo, con un gorro de lana, aprovechó el instante en que el agente se distrajo, se libró de sus manos y salió corriendo por el centro de Trelew, entre los piqueteros que hacían oir sus reclamos.

Elinstante en que el detenido se libra del policía y sale corriendo en pleno centro de Trelew. Foto: LU20
Elinstante en que el detenido se libra del policía y sale corriendo en pleno centro de Trelew. Foto: LU20

LA FUGA INCREÍBLE

Cuando el policía cayó en que el detenido se le había escurrido entre los dedos, como si fuera un atleta, este ya se encontraba a unos 100 metros haciendo una maratónica carrera por la calle Rivadavia.

Los agentes salieron disparados sorteando a los manifestantes que había en la calle y a los ciudadanos que circulaban por el centro en la hora pico.

El detenido, atlético, enseguida se perdió entre la gente y, para cuando los policías reaccionaron, ya se había esfumado.

De todas formas, el sujeto no pudo llegar demasiado lejos, porque después terminó acorralado por otros agentes que lo recapturaron en la plaza.

No se sabe si el detenido lo tenía todo planeado y simuló entregarse a la Policía esperando el momento indicado para zafarse, o en realidad no lo pensó demasiado, sino que solo atinó a correr.

Lo cierto es que este miércoles en el centro de Trelew todos vieron un escape de película, que quedó filmado para la historia.

Y al final el detenido no pudo salirse con la suya.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!