El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció este lunes que las familia que no manden a sus hijos a la escuela se quedarán sin plan social. En este sentido, se trata de la tarjeta Ciudadanía porteña que se emite para hogares considerados pobres o indigentes y que no es compatible con la Asignación Universal por Hijo (AUH) que otorga el Gobierno Nación. Es una tarjeta precargada con la que se pueden comprar en comercios adheridos.

La medida inició el pasado 1 de agosto pasado. La cartera educativa que conduce Soledad Acuña, expresó en un comunicado que "los estudiantes deberán asistir en cada bimestre un mínimo del 85% de los días efectivos de clases durante el ciclo lectivo" y "podrán tener más de 25 inasistencias injustificadas a lo largo del año".

Otro de los requisitos es para la certificación de escolaridad de todos los alumnos porteños, es decir no solamente para los niños que reciben ayuda social y para los tres niveles educativos (inicial, primaria y secundaria) tanto de la educación pública como privada. Hasta ahora para el cobro de la ayuda social se certificaba la escolaridad a principios de año.

Si se pierde la condición de alumno regular, se podrá recuperar en el siguiente bimestre y "una vez que hayan podido abordar los contenidos dictados en su ausencia" para lo cual se brindarán los medios necesarios.

Otro punto importante es que no habrá condición de estudiante libre por inasistencia y se conservará la matrícula, pero a la vez se indagará sobre las causas de la inasistencia y podrá intervenir el Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

De esa manera, a partir de ahora la constancia de alumno regular tendrá vigencia durante el bimestre en que haya sido emitida. para todos los alumnos porteños de los establecimientos estatales y privados. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!