La dispersión de luces evidencia lo extendida que se encuentra la superficie de Comodoro. Las áreas más oscuras y abiertas contrastan con brillos apiñados de las zonas más habitadas, y hacen que el tapiz nocturno que se revela sea aun más atractivo.

El dron de ADNSUR recorrió una vez más Comodoro, esta vez aprovechando la ausencia del sol para mostrar el encanto de las luces de la ciudad desde el aire, un paisaje casi de ensueño.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!