Un escándalo relacionado al juicio por la causa Vialidad sacudió en las últimas horas a la Justicia, luego de que uno de los jueces intervinientes renunciara a su cargo y las defensas pidieran la nulidad del caso.

Se trata de José Martínez Sobrino, quien dejó sus funciones por haber cumplido 75 años, la edad estipulada para jubilarse, en medio del juicio oral contra exsecretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime y el exministro Julio De Vido, a quienes se acusa de enriquecimiento ilícito y por la compra de trenes chatarra a España y Portugal.

La noticia fue dada a conocer durante la audiencia realizada este lunes, a dos años de iniciado el proceso que se encontraba a punto de concluír con el dictado de un veredicto luego de que la fiscalía pidiera 8 años de prisión para Jaime y 4 para De Vido, luego de que se leyera la decisión del Tribunal Oral Federal N°6 en relación a Sobrino.

Según se explicó, el magistrado será reemplazado por su colega Ricardo Basílico, cuarto juez suplente, quien había sido designado de antemano para el caso de que sucediera alguna situación como la que terminó ocurriendo.

Sin embargo, desde la defensa conducida por Eduardo Chittaro alegaron que el tribunal estaba desintegrado por lo que pidió la nulidad del caso, previo a recusar a los jueces entendiendo que consintiendo la integración de Basílico adelantaban una resolución por la nulidad.

Esto se dio luego de la intervención de la fiscalía conducida por Gabriela Baigún, quien había pedido al tribunal dar a los abogados defensores la oportunidad de manifestarse a favor o en contra del nuevo tribunal para “velar por la legalidad del proceso”.

Julio Panelo, presidente del cuerpo negó inicialmente esta posibilidad, pero tras la insistencia de Baigún el juez finalmente aceptó su petición.

La única defensora en no sumarse al planteo de Chittaro, cabe destacar, fue la de María José Turano, abogada de la exsuegra de Jaime, quien alegó que con este planteo se iba a extender aún mas el proceso de un caso iniciado hace 10 años.

Luego de la fuerte polémica se resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el lunes próximo, donde se decidirá tramitar la recusación en la Cámara de Casación o diferir los planteos para el momento de la sentencia, continuando los jueces con sus alegatos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!