En la tarde de este lunes, la Cámara de Diputados realizó una reunión informativa de distintas comisiones para analizar un proyecto para crear el Área Marina Protegida Agujero Azulsituado frente a las costas de Comodoro Rivadavia e incluye el sector donde se hundió el submarino ARA San Juan. 

El encuentro reunió a las Comisiones de Relaciones Exteriores y Culto; de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios; y de Defensa Nacional. Se analizó el proyecto que presentó la diputada del partido Consenso Federal, Graciela Camaño, denominado “Reserva Nacional Marina Bentónica Agujero Azul”. Participaron funcionarios de diversos organismos nacionales junto con legisladores del oficialismo y la oposición. ADNSUR transmitió esta videoconferencia en vivo a través de su canal.

Camaño explicó que “el proyecto de ley de la Reserva Marina ‘Agujero Azul’ pretende fortalecer la protección de los ecosistemas marinos, la mitigación de los efectos del cambio climático, la conservación de los recursos pesqueros, el cumplimiento de los compromisos internacionales en conservación marina y –especialmente- ejercer una soberanía efectiva en el área”.

Cruce entre Menna y Filmus

En ese contexto, Gustavo Menna, diputado nacional por Chubut de la UCR, hizo uso de la palabra para consultar sobre “la posible contemplación de algún tipo de conflicto internacional con aquellos países que tienen flotas pesqueras operando en el sector teniendo en cuenta que se prohíbe la ‘pesca por arrastre”.

También señaló que “el proyecto de ley tiene que dar una respuesta concreta al mayor problema que es la pesca indiscriminada, no declarada ni regulada con más de 300 buques poteros que operan. Lo digo desde Comodoro Rivadavia, en el centro del Golfo San Jorge, con el mar a 100 metros”. 

Asimismo, requirió respuestas sobre si la prohibición de la ‘pesca por arrastre’ también se hará extensiva a la flota argentina que actúe más allá de la milla 200. Por último, planteo el interrogante sobre “si se tuvo en cuenta a las distintas Flotas pesqueras que trabajan con permisos de pesca, mano de obra argentina y que descargan sus productos en los puertos patagónicos donde se concentran –prácticamente- el 70% de las descargas”.

“Escuché que se atendió la posición del sector energético para este proyecto pero no hubo ronda de consultas con el sector de la Pesca que tanto aporta al complejo exportador y al producto bruto –en especial- para la Patagonia”, reclamó. 

Por último, Menna expresó su agrado –en término generales- con el proyecto pero puso un manto de duda sobre el acompañamiento presupuestario para que sea viable de manera concreta. “Hoy, no funciona ningún avión Orion en la Base aeronaval de Trelew para combatir contra la pesca ilegal. Es una Base aeronaval sin aviones. El control de nuestro mar se hace con aviones de poco porte y autonomía que parten de la base Punta Indio. En las bases de la Patagonia, no hay medios aéreos”, disparó.

Filmus y Menna se cruzaron en el debate por la creación del Área Protegida del “Agujero Azul”, frente a las costas de Comodoro

De inmediato, Daniel Filmus -secretario de Malvinas, Islas del Atlántico Sur y Antártida de la Cancillería Nacional- reconoció que “por supuesto, tiene que haber un acompañamiento del Poder Ejecutivo en materia presupuestaria para poder concretar proyectos de esta envergadura”.

Y dirigiéndose –puntualmente- al diputado Gustavo Menna afirmó que “cuando el Congreso Nacional fijó la Plataforma continental, la Ley de Hidrocarburos, la Ley de Pesca y cuando la Constitución Nacional incorporó la Cuestión Malvinas en sus Disposiciones Transitorias, hubo una potencia extranjera que usurpa nuestro territorio que presentó reparos”. Y continuó “desde 1833, Gran Bretaña usurpa parte de nuestro territorio. Con este tipo de decisiones lo que hacemos es reafirmar nuestra soberanía. No le vamos a preguntar a ninguna potencia si podemos legislar porque la zona de Malvinas es parte de nuestro territorio nacional. Nuestra posición es una definición sobre nuestra soberanía”. 

Al sentirse aludido, el legislador nacional Gustavo Menna volvió a pedir la palabra para aclarar que “no me refería a Gran Bretaña en Malvinas. Mis consultas específicas apuntan a la flota de España que pesca en el territorio que puede estar involucrado en este proyecto”. 

“Por otra parte, mis dudas van sobre la alteración del área involucrada para salvar a los derechos adquiridos por la licitación energética y si también tendríamos que tener en cuenta los permisos otorgados a la flota nacional de gran altura que involucran a la zona más allá de la flota 200. No era una chicana política sino un aporte al proyecto de ley”, completó el diputado chubutense.

En definitiva, se estableció un cuarto intermedio y en los próximos días se volverá a realizar otra reunión informativa para dar respuesta a los interrogantes que los diputados y funcionarios plantearon para que el proyecto cuente con el consenso necesario para poder emitir un dictamen.