CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández apostó una vez más el lenguaje inclusivo. Esta vez lo hizo en un discurso en Chaco, en donde entregó viviendas junto al gobernador Jorge Capitanich.

El presidente abrió y cerró su discurso hablándole a todos, a todas y a "todes".

El presidente Fernández usó en su discurso el lenguaje inclusivo

"Buen día Chaco, buen día amigos, amigas y amigues", fueron las primeras palabras de presentación durante el discurso de Fernández, según detalló La Nación este miércoles. 

"No estoy haciendo nada más que lo que prometí en campaña, que es ocuparme de los que peor están. Estoy acá para reparar las injusticias cometidas. Gracias a todos, a todas y a todes", resumió utilizando otra vez el lenguaje inclusivo. 

El lenguaje inclusivo busca reemplazar la letra "o" (que tiene una finalidad masculina), por la letra "e", que sería la alternativa y que no discierne ningún género en particular.