Un policía de 25 años que durante un operativo en la ciudad de Rosario recibió diez disparos, despertó este viernes tras estar 28 días internado en terapia intensiva, aunque los médicos indicaron que el paciente todavía cuenta con respirador artificial.

Se trata de Gabriel Sanabria, que reaccionó de forma favorable y abrió los ojos. “Tras la mejoría que evidenció en el inicio de esta semana se le pudo disminuir el nivel de sedantes hasta lograr suspenderlos”, informó Andrea Becherucci, subdirectora del Hospital de Emergencia Clemente Álvarez.

La médica afirmó que el joven agente comenzó a reaccionar y a respirar de a poco “por sus propios medios. Además, contó que también “intenta responder a alguna orden simple”.

Si bien el parte no dice que el oficial despertó, Becherucci reconoció que abre los ojos y que en ese marco realizan tareas para desvincularlo de los equipos de asistencia crítica gracias a la estabilidad que mostró en los últimos días.

La emoción de los familiares de Gabriel

Vicente, el hermano de Gabriel, contó que el policía abrió los ojos y le sonrío a su mamá. A su vez, aseguró que respondió con gestos cuando él le habló.

“Cuando llegamos hoy, nos encontramos con que estaba medio despierto. La vio a mi mamá, le contestaba y le hacía gestos”, señaló.

En este sentido, sostuvo: “No habla por la traqueo, pero hace gestos y quiere hablar. Me reconoció, y cuando le preguntaba si me entendía, me decía que ‘sí' con la cabeza. Le dije que estaba con mi señora y los chicos y se le llenaron los ojos de lágrimas”.

“Entré, lo vi despierto y fue una felicidad enorme. Hoy mi mamá volvió a ser mi mamá”, remarcó. Su papá, Fabián, en tanto, no pudo contener la emoción: “Sin palabras, lo estábamos esperando todos. Un pueblo (por San Javier) y todo un país. Hoy lloramos de alegría después de 28 días”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!