COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El hecho ocurrió el domingo pasado cerca de las 19 horas en la playa de Km.3, frente a la Escuela Biología Marina. Los delincuentes se apoderaron de un carrito de comidas que no estaba funcionando. 

La propietaria, una mujer de 59 años, fue quien realizó la denuncia ese mismo día en la Comisaría Mosconi, indicando que el carrito contaba con un eje, adhesivos con imágenes de comidas rápidas y otros detalles.

Desde la Seccional dieron aviso al resto de las comisarías para que verificaran durante recorridas si daban con el carro. Al día siguiente, la damnicada se acercó a la Comisaría de Laprida para informar que el carrito se encontraba en un domicilio del barrio Sarmiento, Valle C, sobre calle Tulio López. 

La policía acudió al lugar y una vez allí hablaron con los moradores quienes indicaron que habían comprado a otra persona el carro, que lo habían adquirido de buena fe e incluso exhibieron un boleto de compraventa por la transacción. 

Sin embargo, al conocer la situación judicial y que se trataba de una unidad robada, decidieron entregar el carro y aportar los datos del estafador, realizando además la denuncia correspondiente.

Tal como destaca diario Crónica, el estafador logró recaudar un total de 25 mil pesos por el carro robado. Ahora se investigan los pormenores del hecho para dar con el sujeto que incurrió en el delito.