RAWSON (ADNSUR) - El fiscal general Fernando Rivarola brindó detalles reveladores de la banda desbaratada que mediante el uso de internet produjo numerosas estafas por un monto estimado hasta el momento de entre 6 y 7 millones de pesos de ganancia en los últimos meses, en conferencia de prensa el ministro de Seguridad, Federico Massoni, destacó la celeridad con la que la Justicia trabajó y el procurador general Jorge Miquelarena, la tarea realizada en conjunto con la Policía.

Los tres funcionarios se refirieron a los allanamientos realizados en los últimos días en Corrientes y Chaco con la detención del cabecilla de la organización, el secuestro de dos vehículos de alta gama y de unos dos millones de pesos.

Rivarola estimó en una 130 víctimas hasta el momento en toda la Argentina, cinco casos confirmados en Chubut y la denuncia que realizó Adriana Belén Kuchaska –la víctima que dio el puntapié inicial en la investigación- que depositó 50.000 pesos en una billetera virtual falsa por el pago de elementos que le habían ofrecido en las redes sociales y que nunca llegaron a destino.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Federico Massoni, señaló que “el trabajo fue impecable, es una investigación extremadamente compleja y es incursionar en un terreno que es un universo nuevo. Es algo que demanda la sociedad y es necesario ir adaptándose a lo que realmente está afectando a nuestros ciudadanos”.

“La investigación nace en nuestra provincia, cuando una persona denuncia que compró un producto online y no se lo mandaron. Estas personas activan la billetera virtual a través del cual se genera el pago, y se comienza con un seguimiento difícil porque inmediatamente modifican números y cuentas”, añadió el funcionario.

Asimismo,  expresó que “no me queda más que agradecimiento a todo el equipo que colaboró con la investigación del Ministerio Público Fiscal y la detención del cabecilla en estos seis allanamientos, uno en Chaco y otros cinco en Corrientes en donde se secuestró dinero, vehículos y celulares que se utilizaban para llevar adelante esto”.

“Tenemos una deuda con nuestra Brigada de Investigaciones en dotar de todos los elementos tecnológicos para facilitar y hacer más eficiente su tarea pero de igual forma tomaron ese desafío necesario para dar apoyatura a la sociedad en los tiempos que se viven”, agregó Massoni.

Por su parte, el procurador General de Chubut, Jorge Miquelarena expresó que “es una suerte de megacausa que tiene que ver con la investigación que llevó adelante la flamante Oficina de Ciberdelito de Rawson, quien conjuntamente con la División de Investigaciones de la Policía hicieron un trabajo digno de elogios”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!