VIEDMA (ADNSUR) - El caso de la muerte de la nena de 3 años ocurrida en un paraje cercano a Los Menucos generó distintas reacciones en las últimas horas. Por un lado, desde la querella apuntan a que se trató un caso de femicidio en tanto que desde la defensa buscan sostener la hipótesis de la caída de la escalera, ya que -tal como lo dijeron desde un principio los acusados- la muerte de la pequeña Nahiara se habría producido por un golpe accidental.

"A Nahiara la mataron", afirmó su tío, Juan Pablo Antonio, quien luego detalló que el cuerpo de la criatura tenía 60 moretones. A pesar de la cuarentena en todo el país, en el pueblo donde vivía la nena ya hubo distintas movilizaciones para pedir justicia por Nahiara.

En diálogo con el portal  Río Negro, Antonio desconfió de la versión de su propia hermana, y mamá de Nahiara, sobre la supuesta caída de una escalera. Mencionó incluso que vio fotos en las que su sobrina tenía un moretón en un ojo y otros 60 golpes y raspones en distintas partes del cuerpo, algunos de ellos cerca de la zona vaginal, por lo que no descartan un abuso sexual, según publica diario Crónica. 

Antonio aseguró, además, que la ahora detenida era víctima de violencia de género por parte de su pareja y lamentó que tanto ella como Nahiara hayan sido "abandonadas por el Estado" ya que, según relató, la mujer fue a pedir ayuda varias veces a la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf), pero nunca le tomaron la denuncia.

Por otra parte, el abogado que representa a la familia de la menor, Marcelo Hertzriken Velasco, adelantó que solicitará reformular la acusación para que al padrastro de la niña, Carlos Rubén Erbin (39), se lo acuse de femicidio. Por el rol que habría cumplido la madre, Valeria Verónica Miranda (de 20 años), el letrado sostuvo que fue partícipe necesaria para concretar ese delito.

Según detalla diario Río Negro, en las últimas horas también se aceptó a la abuela de la niña como querellante en la causa, con lo cual Amelia América Antonio, madre de la principal imputada, se transformará también en una parte importante dentro del proceso a la hora de sostener la acusación.

La defensa y la teoría del accidente

Por su parte, fuentes vinculadas a la defensa de los acusados, sostienen la hipótesis del accidente; ése fue el testimonio que brindaron los detenidos -hasta ahora imputados por homicidio calificado por el vínculo y homicidio simple- cuando un grupo de profesionales del hospital de Los Menucos llegó para asistir a la nena, que ya se encontraba sin vida.

"Hasta el momento ellos aseguran que fue un accidente. Incluso la escalera fue secuestrada y está en manos de la Justicia", dijo la fuente consultada por el diario, quien aclaró que en las próximas horas se solicitarán una serie de medidas en torno al caso.

El caso

El 7 de abril, personal de centro médico de Los Menucos llegó hasta el paraje Las Mochas, a 40 kilómetros al norte de esa localidad para asistir a la pequeña Nahiara. Cuando llegaron, la niña ya no presentaba signos vitales por lo que se dio intervención al personal de la policía.

La explicación de la madre fue que unos días antes, había caído de una escalera, desde unos dos metros de altura. Tras realizar la autopsia al cuerpo de la niña, efectivamente se confirmó que el deceso fue por un fuerte golpe en la zona craneal. 

Para el Ministerio Público Fiscal no hay dudas que sobre la niña se ejercía violencia y por eso abonaron la teoría del homicidio.

Frente a los resultados de la autopsia, a la defensa no le quedan muchas opciones que reconocer la violencia que se ejercía sobre la pequeña, aunque ahora sostendrán la teoría de la muerte en medio de un accidente doméstico.