La Policía de la Ciudad de Buenos Aires desbarató una fiesta clandestina durante la madrugada del sábado donde se encontraba el cantante de cumbia Antonio Ríos por brindar un show en vivo.

La fiesta fue desalojada a las 03:45 de las madrugada, cuando efectivos de la Comisaría Vecinal 15B intervinieron en un local bailable ubicado sobre la calle Vera al 500, en el barrio porteño de Villa Crespo. En el lugar habían unas 80 personas, gran aglomeración, música a alto volumen, luces, equipos de sonido y una variada barra de tragos, informó diario Crónica. 

Uno de los encargados del lugar, se defendió y argumentó que solo se trataba de “una fiesta privada”. Sin embargo, terminó siendo desmantelada por incumplir la normativa vigente en el contexto de la pandemia del Covid-19. La gente que estaba adentro, fue notificada por infracciones a los artículos 205 y 239 del Código Penal.

Dentro de este local bailable se encontraba el reconocido cantante de cumbia, a la espera de comenzar su show quien también quedó imputado por violar el artículo 205 del mencionado código, el cuál expresa que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

En la causa tuvo que intervenir la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº5, del Dr. Kesller, Secretaría a cargo del Dr. Díaz, quien ordenó la detención del encargado de la fiesta y también de otros dos hombres y una mujer, de de 26, 28 y 32 años respectivamente, que ocasionaron disturbios por “resistencia a la autoridad”.