RAWSON (ADNSUR) – Gendarmería Nacional investigó a un importante dirigente político de Puerto Madryn que cumplió distintas funciones en el anterior Gobierno provincial por sus vinculaciones con al menos dos locales nocturnos en los que se ejercía la prostitución. Si bien el nombre del dirigente consta en el expediente, por ahora la Justicia Federal no lo ha divulgado ni la Fiscalía Federal ha solicitado medidas que lo involucren.

Fue el año pasado y a pedido de la Fiscalía Federal de Rawson, y los resultados de esas pesquisas fueron incluidos en una causa denominada “NN Sobre Infracción Ley 26.364 y sus acumulados (FCR 7806/2015), que se sigue tramitando y que hace pocas semanas incluyó una serie de allanamientos a distintos VIP’s de la ciudad portuaria, informó Diario Jornada.

Las pesquisas de los investigadores de Gendarmería Nacional a las que pudo acceder Jornada son muy precisas y con alto nivel de detalles. Inclusive, se aportaron fotos de este político en la puerta del cabaret “Dominios”, ubicado en la calle 28 de Julio al 500.

Las fotos son a plena luz del día y fueron sacadas el 21 de septiembre del año pasado. Allí, se puede ver a este importante dirigente saliendo del local, antes de subirse a una camioneta VW Amarok de color blanca.

A su vez, otro ex funcionario provincial aparece mencionado en el informe dado que lo ubican charlando en la puerta del cabaret con el político en cuestión y luego subiéndose a la camioneta juntos para retirarse del lugar.

VINCULOS

A este dirigente político se lo vincula con varios personajes de la noche madrynense, entre ellos alguien apodado “El Chino”, quien sería el que regentea muchos de los VIP’s en donde no sólo se ejerce la prostitución sino que se mantienen retenidas a mujeres, algunas de ellas menores. Y también tiene estrecha relación con otro hombre, que sería un exempleado de Alpesca y está sindicado como barrabrava de un club de la ciudad portuaria.

El informe de Gendarmería cuenta con destacados detalles y fueron elevados a la Fiscalía Federal de Rawson que lidera Fernando Gélvez. Aunque no son una prueba contundente de que sea o haya sido el propietario de los cabarets, ya que por ahora nunca se lo ha imputado en la causa, se aportan datos concretos sobre sus vinculaciones con diversos empresarios de la noche, y hasta se sugiere que el contacto con ellos no sólo es amistoso sino que también sería comercial.

Inclusive, se asegura en el expediente que un familiar del político pasa a retirar la recaudación de dos de los cabarets investigados.