ESQUEL - El grupo liderado por Jones Huala alertó que habrá nuevos atentados. Desde el Gobierno provincial los consideran «fundamentalistas». Sospechan de intereses privados detrás de su accionar. En Nación siguen con atención el papel de la Justicia Federal que liberó al líder del movimiento de Resistencia Ancestral Mapuche. La ministra Bullrich comprometió respuestas.

Cuando el movimiento de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) se adjudica una serie de acciones violentas, «lo que hace es blanquear lo que el Gobernador (Mario Das Neves) viene diciendo: que es una organización que se ha convertido en un grupo paramilitar», afirmó el secretario general del Ministerio de Gobierno. Aunque con una errónea utilización del término «paramilitar», claramente el funcionario pretendió hablar de grupo terrorista.

Como informó Diario El Chubut, el RAM emitió un comunicado en el que reivindicó y se adjudicó una serie de acciones violentas que van desde la quema de propiedades de productores a una emboscada y disparos a policías. Alertaron además que conformaron «unidades de liberación territorial», con la clara intención de protagonizar nuevos hechos de «sabotaje», como los definieron.

Durán reiteró al extremo preocupante el alerta «sobre todo para la zona de la cordillera, donde la gente está acostumbrada a vivir con mucha tranquilidad. Y este tipo de hechos con tanta agresividad, uno no sabe hasta dónde pueden llegar». Y agregó el funcionario del Ministerio de Gobierno que «por eso el Gobernador se puso al frente de esta situación y nos ha dado directivas de que avancemos, en el sentido de que esta gente tiene que estar presa».

Por su parte, el presidente del bloque de diputados de Chubut Somos Todos, Jerónimo García, subrayó que «se debe adoptar una postura concreta, porque esta es una zona que siempre ha estado al margen de estas manifestaciones dogmáticas y fundamentalistas».

Entonces «lo que debe primar es el sistema de derechos» y «hay que poner cada cosa en su lugar», siguió García, quien remarcó además que «esto de alguna manera era previsible», recordando la resolución del juez federal de Esquel, Guido Otranto, que liberó al activista Facundo Jones Huala pese al pedido de extradición de la Justicia chilena.

«La República Argentina es una Nación en un estado de derecho, y gozan de los derechos todos sus habitantes y ciudadanos -continuó el diputado García-. El que no quiere interpretarlo así, está con un retroceso de 200 ó 300 años, buscando cuestiones ancestrales que con la problemática que existe hoy, es un ingrediente más que uno hasta lo sospecha: Hay tantos intereses de las multinacionales por los bienes naturales que hay en la provincia, que yo me preguntaría qué les interesa más a esas multinacionales y a las empresas transnacionales, ¿un Estado fuerte o un Estado golpeado?».

CONTACTO CON BULLRICH

El diputado García afirmó que Das Neves estaba en contacto con autoridades nacionales «del más alto nivel» por la situación suscitada en la cordillera con las acciones violentas del RAM. De hecho, según pudo averiguar El Chubut, previo al acto que realizó el miércoles el presidente Mauricio Macri en Olivos, Das Neves tuvo oportunidad de mantener una larga charla con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

En esa oportunidad, Bullrich le habría ratificado a Das Neves que se seguirá reforzando la presencia de Gendarmería y de las fuerzas de seguridad que resulten necesarias. También le habría hecho saber la funcionaria de Macri al Gobernador, que siguen con atención el pedido de juicio político que formuló la Provincia en el Consejo de la Magistratura contra el juez federal Otranto, que liberó a Jones Huala.

MEDIDAS PREVENTIVAS

«Hay un grupo importante de gendarmes apostados en la zona; estamos en permanente contacto con las autoridades nacionales y seguimos atentos porque la idea es que, si se siguen sucediendo estos hechos, esta gente vaya presa», sostuvo el secretario general del Ministerio de Gobierno.

Una vez más, Durán hizo hincapié en el papel del juez Otranto que dictó la liberación de Jones Huala, y entonces «sabíamos que iba a pasar esto», en referencia a la continuidad de hechos violentos que ahora se adjudicó y reivindicó el RAM. «No podemos seguir lamentándonos, pero si vamos a actuar y otra vez la Justicia Federal va a mirar para un costado y se va a lavar las manos, entonces vamos a tener serias complicaciones», insistió Durán.

El funcionario dijo que «acá tenemos las patas del Estado funcionando correctamente, en este caso los organismos de seguridad como corresponde, pero cuando llega el momento de dictar sentencia termina sucediendo esto. Entonces lo que queremos es que la Justicia Federal se haga cargo de los errores que cometió y se haga cargo también de avanzar con un procedimiento como corresponde para que esta gente esté donde tiene que estar, que es presa».

Fuente: El Chubut

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!