RAWSON (ADNSUR) - El fiscal federal de Rawson, Fernando Gélvez, escuchará este martes el testimonio del cura párroco de Rawson, Juan Nota, a la espera de que aporte datos precisos luego de denunciar públicamente la existencia de “turismo sexual infantil” en Puerto Madryn, además de la existencia de mafias en el Valle vinculadas con la trata.

Gélvez actuó de oficio luego de que este diario difundiera los dichos del sacerdote capitalino, quien además repudió la reapertura del boliche “Mil Demonios”, donde de nuevo este fin de semana detectaron a menores con el DNI adulterado.

“El día que salió en los medios hice un requerimiento de instrucción que es el pedido de iniciación de investigación penal al juez federal Hugo Sastre. Presenté otro escrito donde solicité que se lo citara a presentar declaración testimonial y el juez federal Gustavo Lleral me delegó la investigación el jueves a última hora, por lo que tomé las primeras medidas para la investigación”, precisó el fiscal en su momento.

Agregó que “el padre Nota tiene que aportar los datos precisos en lo que se denominó como turismo sexual de menores en Madryn”. Fue citado para hoy debido al feriado de ayer.

Con relación al local bailable “Mil Demonios”, explicó que “presenté un escrito al Juzgado Federal de Rawson donde solicito que se lo convoque a prestar declaración testimonial porque es un hecho diverso que ya está siendo investigado por la causa que por incompetencia envió el Ministerio Público Fiscal de Trelew, que fueron quienes solicitaron el allanamiento del comercio, y que se refiere a menores del barrio Planta de Gas. A mi criterio lo que resta es la vinculación con el local bailable capitalino por lo que pedí que se lo citara para que brinde más información”.

Fuente: Jornada