Este martes la Policía Federal Argentina le puso fin a un grupo de estafadores que tenían como punto fijo a personas de avanzada edad. Estas personas enviaban un mensaje a los abuelos con el aviso “Los dólares que no sean nuevos van a dejar de tener valor, hay que cambiarlos urgente por los azules”. 

Los hechos se comenzaron a reportar desde el fin de mayo hasta principios del mes de junio. En Tierra del Fuego, varios ancianos de las ciudades de Río Grande y Ushuaia denunciaron haber recibido un llamado de algún familiar, que mediante la modalidad conocida como “el cuento del tío”, obligaba a cambiar sus dólares por billetes más actuales. 

La justicia logró comprobar cuatro hechos, y se dio intervención a la División de Delitos Complejos de la Policía de Tierra del Fuego. A raíz de un inmediato análisis de las cámaras de seguridad, lograron la detención de dos imputados. 

Cuando los investigadores profundizaron la investigación, descubrieron que se trataba de una organización criminal dedicada a la modalidad delictiva. A partir de información obtenida de celulares, lograron encontrar al resto de la banda. 

Tras varias semanas de investigación, pudieron identificar a los estafadores prófugos. Dos de ellos contaban con con sendos antecedentes por diferentes delitos, y estaban alojados en hoteles de primera línea aguardando el llamado de los “cabecillas” quienes les daban el domicilio de futuros damnificados.

El dinero robado era trasladado a la Ciudad de Buenos Aires y si el límite era superior al autorizado para el viaje, era depositado en cuentas de un abogado.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!