El juicio por corrupción durante el temporal de 2017 contra empresarios y funcionarios del Gobierno de Chubut se reanudó este miércoles luego de que fuera suspendido , luego de la que defensa de los imputados recusará a los fiscales de la causa Omar Rodríguez y Alex Williams, "por entender que se alejaban de los principios de objetividad y de legalidad que rigen el cumplimiento de sus funciones".

La recusación surgió durante la declaración del empresario, Juan Flori, quien  declaró que "Diego Luters a cambio de que cobremos la mercadería que habíamos comprado y entregado, nos pidió que le confeccione una boleta”. Y dijo que esta situación sucedió durante un “apriete” para que le saquen un pago.

A partir de este testimonio, los defensores de los acusados recusaron a los fiscales por considerarlo nulo ya que se estaba incriminando.  Finalmente, tomó intervención el Procurador General, Jorge Miquelarena, quien resolvió rechazar las recusaciones.

Por lo que este miércoles se reanudó el juicio con el tribunal integrado por los jueces Miguel Caviglia, Fabio Monti y Jorge Novarino.

El ministerio público fiscal prosiguió con la abundante prueba testimonial que tiene previsto aportar y que se estima en más de 250 testigos.

En el juicio se juzga a los exsecretarios de la Unidad Gobernador, Diego Correa y Diego Luters, la exministra de Familia, Leticia Huichaqueo y los ex funcionarios de esa cartera, Marcelo Suárez, Cristian Orsi y Vanina Barale; así como a los comerciantes Estanislao Finiguerra, Marta Fracasso, Bruno Taurelli Chiribao, César Hughes, Guillermo Williams y Cecilia Sabada.