El juicio por corrupción durante el temporal de 2017 contra empresarios y funcionarios del Gobierno de Chubut continúa por estos días.  El miércoles, el empresario, Juan Flori, empresario, declaró que "Diego Luters a cambio de que cobremos la mercadería que habíamos comprado y entregado, nos pidió que le confeccione una boleta”. Y dijo que esta situación sucedió durante un “apriete” para que le saquen un pago.

A partir de este testimonio, los defensores de los acusados recusaron a los fiscales por considerarlo nulo ya que se estaba incriminando.  Por lo que el juicio se encuentra suspendido a la espera de la una resolución del Procurador General , Jorge Miquelarena

El fiscal Omar Rodríguez precisó a ADNSUR  que los defensores plantearon que "podría ser nulo porque se estaba autoincriminando", pero los jueces "no le dieron lugar al pedido de los defensores que pedían la nulidad de todo el testimonio y que tenía validez hasta cierto punto".  Pero después, "los defensores nos recusaron a nosotros con el argumento que –supuestamente- habíamos ‘violado el principio de objetividad y de legalidad' porque estábamos llevando a personas a declarar a un juicio cuando –en realidad- tendrían que haber sido imputadas”.

Temporal en marzo de 2017: foto: archivo
Temporal en marzo de 2017: foto: archivo

Asimismo, señaló que “todo esto se tendría que haber discutido en la audiencia preliminar". Y a continuación, cuestionó que “nos recusaron para tratar de alargar el juicio con el propósito de llegar a diciembre cuando se va a producir el vencimiento de esta prórroga de los 6 meses”, alertó.

El fiscal indicó que  eberá resolver la recusación es el Procurador General, Jorge Miquelarena llamando a una una audiencia y convocar a todas las partes para que hagan sus fundamentos. "Si resuelve por la continuidad, volveremos a la Sala de audiencias. Eso va a ser revisado –otra vez- por los defensores con el Tribunal”, señaló.

“Van a venir más planteos dilatorios de los defensores pero nosotros vamos a hacer el esfuerzo para llegar al final del debate y estoy convencido que va a haber condenas. En estos días, comenzó a revelarse cómo fueron las maniobras”, destacó.

 Y recordó que según el testimonio del miércoles del empresario: "Lüthers le había exigido en la entrega de las boletas ‘vacías’ sin mercadería a cambio de acelerar los otros pagos. Si no lo hacía, la persona se veía comprometida en el giro comercial porque estaba en una situación muy delicada debido a que habían emitido muchos cheques y necesitaban cubrir el banco. Esa situación fue aprovechada por Lüthers que fue enviada por Correa para hacerse de un dinero y repartirlo entre los funcionarios”, explicó.

Finalmente, señaló que “la semana que viene, podríamos estar sentados –nuevamente- en la Sala de audiencias y puede volver a plantearse esta cuestión. Lo interesante es que no se puede suspender por más de 10 días porque los defensores buscan eso. En caso de pasar eso, hay que cambiar el Tribunal y empezar de nuevo”, advirtió finalmente.