BUENOS AIRES (ADNSUR) - Los peritos caligráficos de San Isidro confirmaron que las firmas de Diego Armando Maradona que aparecían en papeles encontrados en poder del médico Leopoldo Luque, no eran auténticas y fueron falsificadas. Son tres documentos que la Justicia encontró en la casa del doctor.

La documentación  fue encontrada en allanamientos realizados en la casa del médico, donde se solicitaba a diferentes sanatorios historias clínicas del astro del fútbol. Este estudio realizado podría complicar la citación del médico investigado por la muerte de Maradona y sumarle una acusación por falsificación de documento privado.

No se descarta que Luque pueda ser citado a dar explicaciones o bien a realizar un cuerpo de escritura para cotejarlo con esas firmas ahora consideras falsas por los peritos oficiales. Y si bien la autoría de la presunta falsificación no puede ser atribuida a Luque, lo cual es materia de investigación, las fuentes señalaron que el solo hecho de que los documentos estuvieran en su poder lo hace sospechoso del delito.

La importancia de los mismos es porque son solicitud de pedidos de copias de historias clínicas, algo que se sabe sólo puede hacer el paciente o un tercero con autorización de aquel, indicó Telefe Noticias. Mientas recordó que en la causa penal, la autopsia realizada determinó que Maradona murió como consecuencia de un "edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada" y que su corazón tenía una "miocardiopatía dilatada".