RAWSON (ADNSUR) - Liliana Guerra, la madre de Ronald Lazcano Guerra, quien falleció ayer lunes  luego de ser atropellado por un médico que conducía borracho en la zona del Puerto Rawson, habló en un mano a mano con ADNSUR.

Liliana visiblemente conmocionada por la muerte de su hijo relató que tuvo una vida difícil. Cuando tenía 17 años “me quedé sola con un nene (Ronald) de dos años y no sabía que hacer de mi vida, y dije voy a seguir adelante”. Luego empezó a estudiar en la escuela nocturna donde  “llevaba a mi hijo y él se acostaba a dormir mientras estudiaba”, recordó.

Además, contó que limpió casas para darle de comer a su hijo:  “no tenía a nadie  y salí adelante, él creció, tuve a mi hija y seguí adelante sola”. Hasta que recibió ayuda de sus amigos “son mi familia, estuvieron acompañándome”. 

Un repaso en fotos de la vida de Ronald. Foto ADNSUR

 

Ronald era voluntario del Plan Detectar: “siempre hablamos del futuro él tenía muchas expectativas, estudiaba enfermería y me dijo que quería ayudar en la pandemia, siento que tengo que ir porque es para la comunidad y va a ser una prueba para mí” le había dicho el joven en su momento. Durante sus tareas como voluntario contrajo coronavirus: “Sobrevivió al covid y me lo mató un tipo borracho”, lamentó.

“Yo lo apoyaba incondicionalmente en lo que quería”, recordó entre lágrimas.  La bicicleta que tenía se la regaló su padrino a los 12 años porque “yo no le podía comprar otra. Hice lo que pude con mi hijo. Me faltó pero yo le di educación, yo le di futuro. Él tenía miles de sueño y yo jamás le dije no vas a poder porque no hay plata, porque no se puede. Me tenía que enterrar a mí, no yo a él”,  manifestó. 

MOVILIZACIÒN

La madre del joven atropellado y por cuyo homicidio culposo hay un médico imputado, indicó que tuvo muchas llamadas de abogados para seguir el caso. Pero aclaró “no pertenezco a ningún partido político. El que me quiere ayudar que lo siente como padre o madre que venga, y que me demuestre que hay justicia”.

Y en ese marco, anunció una movilización el viernes 22 de enero para pedir justicia por Ronald. “Hay que salir a la calle, pedir justicia y se va a pedir justicia por Ronald. Los invito a todos el viernes a las 16 horas a mí casa. Vengan todos con carteles, fotos, con lo que quieran porque vamos a caminar por Rawson e ir hasta donde el lugar del accidente donde me lo mataron. “Reventó a una madre y desarmó a una familia”, dijo sobre el único imputado que tiene la muerte de su hijo.

Finalmente,recordó los sueños que tenía por delante Ronald y que quedaron truncos. “Después de estudiar para enfermero quería estudiar para médico. ´Yo termino de enfermero, y voy a ser médico y policía. Voy a ser todo junto. Voy a estar en todas”, recordó sobre las palabras de su hijo. “Yo voy a estar entera. Voy a seguir adelante por mis otros dos hijos”, manifestó.