RAWSON (ADNSUR) - Ronald Ignacio Guerra Lazcano,  de 24 años, conducía  su bicicleta desde el Puerto de Rawson hacia el casco céntrico de la ciudad de Rawson el lunes a la madrugada, cuando fue atropellado por un médico que manejaba en estado de ebriedad.  El automovilista, que se encuentra en libertad, circulaba hacia Trelew conduciendo con 1,2 mg de alcohol en sangre. Hoy habrá una movilización para pedir justicia por su muerte y que será encabezada por su mamá, Liliana Guerra.
 

Marcharán para pedir justicia por "Rony" y advirtieron que el médico que lo atropelló intentó fugarse

A cinco días del fatal episodio habrá una movilización en Rawson.  La convocatoria la lleva adelante su mamá, Liliana Guerra, quien convocó  a la comunidad a acercarse hoy viernes a su casa en el barrio 2 de Abril, a las 16 horas, para realizar el recorrido que hizo su hijo en bicicleta hasta el lugar donde fue atropellado.

En diálogo con ADNSUR, Liliana, que su intención es que cuando lleguen al lugar del accidente "yo quiero dar unas palabras. Tengo algunas cosas para decir e informes de la abogada para que todos estén informados" sobre el caso.  Y anticipó que se esta trabajando para realizar próximamente  una marcha que sería en simultaneo en las ciudades de  Trelew, Gaiman y en Puerto Madryn, para pedir justicia por su hijo.  

ESTADO DE LA CAUSA

Tras el fatal episodio, la familia del joven había advertido que el automovilista implicado en el homicidio tendría intenciones de viajar a Buenos Aires, dado que se encuentra en libertad.  "Estoy en total desacuerdo con lo que dijo la fiscal que no tiene elementos suficientes para abrir una investigación", cuestionó Gladys Olavarría, abogada de la familia de la víctima, sobre la causa.

 Y explicó que " hay testigos que aportaron datos que son importantísimos al momento de reconstruir el hecho. Uno muy importante manifestó haber llegado primero al lugar del hecho y no solamente como encontró la escena, sino la conducta inmediata de este señor al querer fugarse del lugar donde se produjo la lamentable situación".

Y otro dato que aportó es que existe la sospecha de que la alcoholemia del conductor sería aún más alta. "Tenemos la sospecha que el alcohol en sangre es mucho superior ya que el test se le realizó a las 4 y el accidente sucedió 1:30", indicó en diálogo con Radio Chubut.

"Tenía problemas para producir palabras y discordancia en forma de caminar. No dejó que tocara el cuerpo, pero le hablaba y era muy evidente que había fallecido por cómo se encontraba. Hay cámaras que captaron el momento de fuga. Consideramos que hay suficiente evidencia", concluyó.