YPF tiene previsto un nuevo aumento de precios de 5% en los combustibles a partir de la madrugada del sábado. Este sería el último en el año, según adelantó el presidente de la compañía, Pablo González.

En marzo, la compañía indicó que subirían los valores en surtidor un 18% promedio país en tres tramos, de los cuales ya se incrementaron dos veces, por un total de 13,4%. Por lo tanto, la siguiente alza sería de alrededor 4%, pero también se espera que haya una nueva actualización del impuesto a los combustibles.

“Tenemos que equilibrar el precio del surtidor que paga la gente, que tiene un componente bastante complejo de determinar, con el plan de inversiones que la Argentina necesita en materia de producción de gas y petróleo”, dijo González, en diálogo con Radio 10.

El titular de la petrolera señaló que, si la empresa traslada al valor del surtidor el precio internacional del barril de petróleo, que ayer cerró en US$69, el litro de nafta costaría $130, mucho mayor a los actuales $85,7, que vale en la Ciudad de Buenos Aires.

“Queremos darle previsibilidad al sector. Por eso le pedimos a la gente un esfuerzo, pero garantizándole que estos aumentos son los últimos del año y que vamos a poder invertir lo que YPF necesita para producir gas y petróleo, e impedir que se importe combustible”, dijo González.

La petrolera con control estatal se estableció como compromiso no aumentar los precios en el año más de lo que está proyectado de inflación en el presupuesto; es decir, un 29%. De hecho, anunció que los combustibles subirían 28,1% en todo 2021. En lo que va del año, sin embargo, los precios ya aumentaron 27,2% (muy por arriba de la inflación acumulada para el mismo periodo, de alrededor 17%).

Las subas incluyen también el alza de impuestos a los combustibles, que autorizó la Secretaría de Energía, y la actualización del valor de los biocombustibles, que impactan en el surtidor de manera directa.

Fuente: La Nación