Barco es una de las máximas promesas de Boca, que vivió desde los 9 años en la pensión del club. Debido a que durante los primeros tres años viajaba desde 25 de mayo a Ezeiza, localidad ubicada a 200 kilómetros de distancia de donde es oriundo.

El "Colo" jugaba hasta el año pasado en la séptima División, que dirigía Gustavo Pinto. "Mi sueño es llegar a la Primera de Boca, la Selección y ganar un Mundial", comentó con timidez en octubre del 2020, cuando firmó su primer contrato profesional con el "Xeneize".

Ocho meses después, finalmente ese día llegaría en el encuentro que disputó esta tarde el plantel dirigido por Miguel Ángel Russo ante Atlético Tucumán, en Casa Amarilla. Allí, el joven de 16 años formó parte del equipo que jugó el segundo encuentro amistoso. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA