El 25 de junio de 1986, el estadio Azteca fue testigo del encuentro entre Bélgica y Argentina por una de las semifinales del Mundial de México. El seleccionado europeo tenía como una de sus figuras a Jean-Marie Pfaff, quien por aquella época era uno de los mejores arqueros del mundo y atajaba en el poderoso Bayern Múnich. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!