La pelea entre Julieta Díaz y Mónica Gonzalez tuvo este martes un segundo round, luego de que la esposa de José María Listorti volviera a defender al humorista ante las acusaciones por el sketch donde se lo ve 'silenciandola'.

“Me dolió mucho porque el análisis fue muy rebuscado, no había ningún trasfondo. Me dolió porque lo ubican a mi esposo en un lugar oscuro y de maltratador, siendo que es un señor con todas las letras. Y me ubicaron a mí como si fuera la sometida que me dejo y que avalo semejante situación”, dijo en el programa radial Por si las moscas (La OnceDiez / Radio La Ciudad), luego de la crítica de la actriz.

Ayer, tras la publicación de la cuenta de Instagram Feminacida donde se critica el mencionado Sketch calificándolo como “el humor que nos estereotipa y aburre”, Julieta Díaz había lanzado una dura crítica contra Listorti y González.

“Mal gusto. Nada de sensibilidad. Nada de escucha. Y antiguo. Antiguo. De humor nada. Mal gusto y viejo”. Había afirmado previo a agregar otro mensaje para dirigirse a Mónica: “A su compañera: hermana acá estamos si necesitas una oreja para reflexionar”.

En ese entonces, lejos de quedarse callada la bailarina había salido al cruce: “Hola soy la compañera de José María Listorti. Ya que me ofreciste tu oreja, espero que me escuches. Primero quiero decirte que José es una excelente persona. Nos divertimos mucho haciendo estos videos. Pensándolos, actuándolos. Y la verdad no entiendo por qué hacen este análisis”, dijo.

Del Instagram de feminacida

Este martes, además, agregó que la pareja no sabe si lo que molestó fue el chiste porque 'mezclaron todo'.

"Mezclaron todo, en tres palabras y de una acción, armaron un mundo. Me pareció muy rebuscado y me dio tristeza porque me dijeron acá tenés una oreja (por el comentario de Julieta Díaz en Instagram), como diciendo: ‘Pobrecita, el marido tal cosa, tal otra’. Muchas mujeres me subestimaron”, afirmó y cerró:

 “Había miles de comentarios de odio, horribles hacia mi persona, mis hijos, mi marido. No voy a soportar que digan cosas tan horribles de una persona tan íntegra como mi esposo. Yo lo sentí como una sentencia, y no es así, no hay un manual de que debería ser así”.