Un insólito hecho se produjo en las últimas horas en los Nueva Zelanda, luego de que una mujer, enojada porque su esposo se había ido a pescar, decidiera subastarlo por internet.

El curioso episodio, que se hizo viral en redes rápidamente tras conocerse, tuvo lugar en la localidad de Marton, y John McAlister, un ganadero de 37 años fue la víctima.

Según los medios del país oceánico, había realizado un viaje de pesca improvisado, y a modo de venganza su esposa decidió publicarlo en la plataforma Trade Me para "sacárselo de encima"

Tweet de Newshub

"Marido", era el título del posteo realizado por la madre de dos hijos en la red, el cual sumaba como descripción que su cónyuge era "agricultor/cazador/pescador".

En el tiempo que estuvo en línea, más de 200 personas se mostraron interesadas por la subasta, que tras iniciar en 100 dólares neozelandeses llegó a alcanzar un precio de 660,33, en incluso muchos usuarios se pusieron en contacto con Linda, como se llama la protagonista del hecho, para conocer los detalles.

"Es extremadamente aficionado a las largas conversaciones sobre el pasto o el clima", contestó también la mujer a uno de los pujantes que preguntó si John tenía algún vicio. Además, reveló que deja las medias en el suelo, 'enfermedad' que también "se contagia a los más pequeños de la casa".

Sin embargo, poco después la casa de subastas se percató de la situación y decidió eliminar el anuncio por incumplir sus términos y condiciones.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!