Un insólito y dramático episodio se vivió en las últimas horas en Irlanda, luego de que un hombre intentara cobrar la pensión de otra persona, y tras recibir como repuesta que debía ir el benenficiario a recibirla, apareciera con el cadaver del mismo.

El episodio tuvi lugar en una oficina pública de la ciudad de Carlow, donde ofuscado por no poder retirar la suma de dinero correspondiente a una pensión, el protagonista de la historia se retiró y, al cabo de una hora, volvió junto a otras dos personas cargando el cuerpo sin vida de un hombre de 60 años.

Pese a las dudas iniciales, una empleada del lugar se percató de que la persona estaba muerta y dio aviso a las autoridades policiales, quienes se hicieron presentes en el lugar y tras detener a los responsables iniciaron una investigación al respecto.

"Toda la ciudad está conmocionada por el hecho de que alguien pueda pensar en hacer algo así, es increíble". afirmó el alcalde Ken Murnane.

Y sumó: "Es inaudito que a alguien se le ocurra hacer algo así, es increíble. Es como una película de Hitchcock"

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!