Un hombre que remodelaba su casa se llevó la sorpresa de su vida en los últimos días, luego de encontrar un cofre lleno de monedas de oro.

Francois Mion, de 63 años, había adquirido junto a su mujer una casa antigua compuesta por tres edificios separados, y planeaba remodelarla para devolverle su valor histórico.

Durante esa refacción, mientras los trabajadores unían los tres edificios, fue que se dio el increíble hallazgo, el cual fue realizado "incrustado en un muro, entre piedras", según el propietario.

En base a sus dichos dentro del cofre se encontraban decenas de monedas de oro realizadas durante los reinados de Luis XIII (1610-1643) y Luis XVI (1645-1715), y pocos días después fue desenterrado otro tesoro, esta vez en forma de bolsa, y el cual, escondido entre las vigas del techo, también contenía monedas del valioso metal.

Cabe destacar que de acuerdo a la ley francesa  todos los descubrimientos arqueológicos automáticamente pasan a pertenecer al estado si son hallados en propiedad privada, pero al haber sido promulgada esa ley en 2016, y la casa adquirida anteriormente, Mion podrá conservar su tesoro íntegramente.

Según se supo, él y su pareja decidieron subastar las monedas a finales del corriente mes de septiembre, y esperan obtener una ganancia cercana a los 300 mil euros, la cual será repartida entre los dueños y los trabajadores que realizaron el hallazgo.