Una vez más las redes sociales se convirtieron en una zona de catársis para que los usuarios relaten sus malas experiencias, y en esta oportunidad se trató de una conversación entre dos personas que se estaban conociendo, que causó indignación entre los usuarios.

En su cuenta de Twitter, el usuario Fede Carpené (@fedecarpene) escribió: "Una loca me invitó a comer, me dijo que le pintaba pedir sushi, a lo que le digo que por mí no porque es carísimo, y no me llena, con esa plata compro algo mejor... ¿¿Saben cuál fue su respuesta?? Pará loco, qué mier... le pasaba pobrecita".

Tweet de Fede Carpené

Allí el chico compartió las capturas de la conversación mantenida ente ambos, donde se lee el debate generado a raíz de la contestación de Carpené.

"Naa, sushi no me pinta. Es que es carísimo. Y no me llena. Por esa plata puedo comprarme dos lomitos. O pedimos otra cosa, o cocinamos algo, total cocino yo", le había escrito él a la chica.

"Ni que fuera caro el sushi, sale algo de 1800 como para comer dos. Pedile plata a tus papás si no tenés. No me gusta, muy de rotisería eso, encima que asco", contestó ella a la propuesta.

"Bueno, perdón. Me gusta comer y llenarme. No manejo esos presupuestos a los que estás acostumbrada", añadió el chico junto a un sticker del ratón Jerry llorando.

"Jaja, en serio. Cómo no vas a tener". "Bueno, me gusta lo caro y fácil no soy", le contestó la mujer.

Visiblemente enojado, y para dar cierre a la conversación, él envió un sticker que decía: "Te vamos a andar avisando, cualquier cosa", y cerró:

"Bueno, creo que entonces fue un gusto porque banco de nadie no soy menos para darte lujos y gustos materiales"

"Ay que tonto que sos. Chau. Sos igual a todos los hombres", remató la chica para poner fin a una conversación que despertó la indignación de los usuarios de Twitter.