ESTADOS UNIDOS - Un nene de un año es el protagonista de una aventura digna de Indiana Jones, pero en la cocina de su casa. La mamá instaló una puerta de seguridad para evitar que el bebé entre a agarrar comida o haga lío. ¿Qué hizo el chiquito? Descubrió una falla en la instalación para, como si fuera lo más normal del mundo, levantar el dispositivo y pasar por abajo, como pancho por su casa. 

Su truco podría ser suficiente para hacerse viral, pero todavía queda mucho por contar sobre su hazaña. Primero se tomó el trabajo de ordenar una bolsa con botellas, para no dejar huellas de su travesura. Lo mismo hizo después de agarrar algo para comer, cerrando con todas sus fuerzas el cajón del que sacó el paquete.

Kennedy ✨ on Twitter

¿Eso fue todo? No. Para abandonar la cocina replicó el sistema que implementó al principio pero antes tuvo la "delicadeza" de tirar su botín por arriba de la reja. 

El video la rompió. El tuit de @HelloKennedi, la usuaria que lo viralizó, ya suma 4.5 millones de reproducciones, además de cientos de miles de me gusta.

Fuente: TN