Un joven trabajó un día como ayudante de cocina en un restaurante de un club de Capital Federal, y quedó registrado por las cámaras de seguridad al día siguiente, cuando según la denuncia robó alrededor de 100.000 pesos en efectivo y un teléfono celular. 

El hecho ocurrió el pasado domingo por la tarde, en el barrio de Parque Chacabuco de Buenos Aires. De acuerdo a lo que informaron los dueños del lugar, cuando el restaurante se encontraba cerrado, un joven ingresó, atravesó el salón y fue hasta la zona donde se encontraba la caja registradora. 

Club Miro

Según lo que captó una de las cámaras de seguridad, el sospechoso que llevaba una riñonera del Club Atlético Nueva Chicago y sustrajo un teléfono celular junto con el cargador, luego logró abrir la caja y tomó casi 100 mil pesos en efectivo. Luego huyó de lugar. 

El dinero estaría destinado al pago de un proveedor, y al advertir el robo, los propietarios revisaron las cámaras de seguridad identificando al ladrón como Nicolás, un joven que se había presentado a trabajar el viernes pasado como ayudante de cocina. 

La hija del propietario comentó a Télam que el joven “trabajó el viernes sin problema” pero que al otro día no se presentó a trabajar, “justificándose de que había tenido problemas con su ex pareja, la cual le hizo una denuncia por no cumplir con una perimetral”. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!