COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El área de Fiscalización del Municipio elaboró un proyecto de ordenanza para regular la instalación de supermercados chinos en Comodoro Rivadavia, a los que se impondrá una serie de requisitos que intentan poner límite a la proliferación que hubo de este tipo de emprendimientos en los últimos años, en los que ya se abrieron 11 bocas de expendio y están pendientes de llegar otros 5, entre los que se cuenta una distribuidora. “Se busca proteger al comercio local”, señalan quienes trabajan en la iniciativa.

El proyecto que será tratado en breve en el Concejo Deliberante contempla restricciones que, por ejemplo, para habilitar este tipo de superficies comerciales que superen los 300 metros cuadrados deberán cumplir con la ordenanza de zonificación: ésta implica que sólo puedan instalarse en el área correspondiente al barrio Industrial.

“Establécese un estudio de impacto socio económico ambiental para el emplazamiento de nuevos emprendimientos comerciales de grandes superficies y cadenas de distribución”, señala uno de los artículos, que si bien no habla de nacionalidades ni del origen de capitales, en ámbitos oficiales se admite la preocupación por los supermercados de origen asiáticos que se están radicando en la ciudad. En ese sentido, se exige una acreditar una “residencia ininterrumpida de 5 años en el ejido”.

 Entre los objetivos para el estudio de impacto socio económico, se estipulan los siguientes requisitos:

La composición y especificidad de los rubros que componen la oferta del nuevo emplazamiento comercial.

-Si la implementación proyectada está concebida para promover un equilibrio funcional entre la periferia y los centros comerciales existentes.

-Impacto que pudiera producirse a nivel empleo, nivel de remuneración y posibilidades de promoción laboral.

-Efectos sobre los hábitos de consumo y necesidades de compra.

-La accesibilidad del establecimiento proyectado en relación con los diferentes medios de transporte, especialmente colectivos, así como playas de estacionamiento y la incidencia en el tráfico rodado existente.

-La previsible repercusión del establecimiento proyectado sobre el comercio existente, sobre la competitividad, evaluando entre otros aspectos, la futura viabilidad de los equipamientos comerciales existentes y la mejora, cuantitativa y cualitativa, que supondrá para los mismos.

“El informe de impacto socio económico y ambiental será contratado por el peticionante ante la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. El informe final elaborado por la Universidad expondrá la factibilidad del emprendimiento avalado con la firma del rector y de todos los funcionarios intervinientes”.

También se hace hincapié en aspectos vinculados a la superficie comercial utilizada, para que ésta no pueda ser al mismo tiempo usada como vivienda:

“Prohíbase en las instalaciones destinadas a la actividad comercial: su utilización como dormitorio o vivienda; su comunicación directa con vivienda o lugar habitable; instalación de altillos o divisiones de madera; tenencia de animales; utilización de sótanos o subsuelos como cocina, planta de elaboración o lugar de fraccionamiento; depositar en forma temporaria o permanente mercadería en pasillo de circulación o en lugares inadecuados”.

Cuidado del comercio y empleo local

La normativa apunta a evitar situaciones que ya se verificaron con la instalación de supermercados de origen chino en la ciudad, o de cualquier otra nacionalidad que no contemple algunos problemas que se han verificado con este tipo de superficies comerciales: “son familias que vienen y no toman empleo local, mientras que se produce el cierre de comercios familiares locales que, al menos, ocupaban una o dos personas”, argumentan en ámbitos oficiales, desde donde se trabaja con el proyecto. “No hay problema de que vengan a radicarse, pero deben hacerlo aceptando las reglas de juego con las que ya se viene desempeñando el comercio local u otros supermercados que están desde hace años en la ciudad”.

De igual modo, advierten que hay 5 nuevas superficies a la espera de concluir trámites para radicarse en distintos sectores de la ciudad, lo que podría multiplicar los efectos que hasta ahora se han observado y que se busca evitar.

Un relevamiento estadístico señala que en Trelew hay alrededor 30 superficies de estas características, por lo que se cree que dicha cantidad podría también transpolarse hacia Comodoro Rivadavia.

El tema fue expuesto en el reciente coloquio de IDEA por el titular de supermercados La Anónima, quien en esa instancia advirtió que hay “una competencia desleal –en alusión a los super chinos- contra los que se hace imposible competir”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!