Para no caer en la pobreza, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó $111.297,57 para superar el umbral de pobreza en julio de 2022, y  casi $50 mil para no perforar el umbral de la indigencia.

Esto representa un aumento del 6,8% con respecto a junio, de acuerdo con los datos de la Canasta Básica Total (CBT) publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Tweet de INDEC Argentina

Para no ser considerada indigente, el mismo tipo de grupo familiar precisa $49.466, según la Canasta Básica Alimentaria (CBA). Esto es producto de un incremento del 6,3% en comparación con el mes anterior.

Ello quiere decir que dos salarios mínimos de $47.850 en una familia no alcanzan para que no sean considerados pobres.

Cómo se calculan las canastas básicas

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) se determina tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades.

Para el cálculo, se seleccionan los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población a partir de la información provista por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo), según el INDEC.

Para determinar la Canasta Básica Total (CBT) se amplía la CBA, considerando los bienes y servicios no alimentarios. La estimación se obtiene mediante la aplicación del coeficiente de Engel (CdE), definido como la relación entre los gastos alimentarios y los gastos totales observados en la población de referencia.

Con información de Perfil / INDEC

CÓDIGO SECRETO: 2003

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!