CAPITAL FEDERAL - Lorena Bobbitt fue conocida en todo el mundo en 1993 por un hecho sangriento y singular. Harta de los reiterados abusos físicos y de la violencia de su marido, mujer tomó un cuchillo de su casa y le cortó el miembro. A 25 años de esa noche en que su vida cambió, la ecuatoriana -declarada no culpable por su acto- rompió el silencio y habló de lo que pasó en aquella jornada. Entre otras cosas, manifestó: "no estaba mentalmente en una condición normal". 

Lorena Bobbitt fue conocida en todo el mundo en 1993 por un hecho sangriento y singular. Harta de los reiterados abusos físicos y de la violencia de su marido, mujer tomó un cuchillo de su casa y le cortó el miembro.

"Estaba viviendo algo que no se puede describir. Él abusó de mí. Yo me sentía aislada, como encarcelada", expresó de forma plantada y serena Bibbitt en una entrevista con la cadena Telemundo 52.

Al referirse al momento en que mutiló el pene de su marido, la mujer, que ahora lleva su apellido de soltera Gallo, explicó: "La reacción que tuve fue algo traumática. Estaba psicológicamente destruida. No pude tener control cuando hice esta acción. No estaba mentalmente en una condición normal".

Según resaltó diario La Nación, la mujer relató que estaba muy enamorada de John Bobbitt cuando estaban de novios, pero que todo cambió luego del casamiento. Poco después de la boda, salieron a cenar, y luego él quiso tomar algo. "Estaba muy intoxicado con el alcohol. Veníamos en el auto y fue la primera vez que me golpeó".

La ecuatoriana contó que se encontraba "psicológicamente destruida" cuando cometió la mutilación del miembro de su marido. Agregó también que en el infierno que vivía se decía a sí misma que todo iba a pasar, "pero nunca pasaba. Estaba en el círculo vicioso de la violencia doméstica", aseguró.

Contó después cómo salió de su infierno personal tras el episodio con su ex marido: "Soy una mujer de mucha fe. Dios siempre estaba allí y mi familia. Tuve que recibir ayuda psicológica. Ayudó muchísimo a integrarme otra vez a la comunidad".

Gallo también contó sobre su nueva relación con un hombre que ahora es su esposo y que conoció en la universidad y habló de su hija, que tiene 13 años. "Yo le expliqué a ella todo lo que pasó", dijo la ecuatoriana.

Sobre la situación que viven mujeres víctimas de la violencia y el abuso de sus hombres, en relación con el pasado, dijo que "hay muchos recursos donde una mujer puede salir y buscar ayuda. El estigma de ser una víctima de violencia doméstica se está acabando. No tenemos que estar calladas más. Hay fuerza en nuestras voces, no están solas".

En la actualidad, Lorena Gallo trabaja para dar sostén a las mujeres que sufren todo tipo de violencia doméstica. "Si ayudo sólo a una mujer a salir de la violencia doméstica ya tengo la misión cumplida", concluyó.

Cabe recordar que en su momento, John Bobbitt fue declarado no culpable de violación y ella recibió el mismo beneficio pero en conexión con el ataque a su marido. Luego del juicio, Lorena Bobbitt recibió tratamiento psiquiátrico mientras que él formó una banda de rock para costear los gastos del juicio. La banda se llamaba The Severed Parts (Las partes cortadas).

Fuente: La Nación