Una niña patagónica de 7 años tuvo un conmovedor gesto para ayudar a su mamá, a quien escuchó quejarse sobre las pocas ventas que había tenido el último tiempo. La imagen se viralizó en Twitter y generó cientos de comentarios en las redes sociales.

La protagonista de la historia es la hija de una comerciante de Río Negro que se dedica a la venta de telas. Tras notar la angustia de su madre, la pequeña tomó una hoja, marcadores y una tijera, y elaboró de puño y letra pequeños carteles publicitarios que expresaban "Vengan a Milano Telas" y los pegó en los postes del barrio.

La foto fue compartida en Twitter por su tía y en pocos minutos cosechó miles de likes e interacciones.

El hecho ocurrió en Cipolletti
El hecho ocurrió en Cipolletti

Alejada de la página en internet que tiene el local, de los posteos en las redes sociales de su tía, de la publicidad que puede realizar el negocio en los medios de comunicación, ella tomó el problema por las astas. Se involucró de tal manera en dar una mano para remontar el negocio, que no lo dudó.

Tras la viralización, esperan que los clientes llegarán a ese comercio, no sólo por las ventas que pueda tener la familia, sino fundamentalmente para que la pequeña vea que su empresa dio resultados, que hay que ponerse al frente de los problemas y que todo está permitido, menos bajar los brazos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!