BUENOS AIRES (ADNSUR) - La empresa Suschen, una de las mayores productoras de golosinas de la Argentina,  cerró la fábrica que tenía en la localidad bonaerense de Rafael Castillo, donde elaboraba las conocidas "Mielcitas".

Mielcitas era una marca de la compañía fundada en 1976 y que llegó a ser una de las diez mayores productoras de golosinas en toda la Argentina.

Unos 150 trabajadores, en su mayoría mujeres, se quedaron sin sus puestos de empleo y, al menos por ahora, tampoco cobrarán las indemnizaciones dado que la compañía informó que no cuenta con el dinero necesario.

José Luis Ledesma, delegado de la comisión gremial lamentó el cierre de la fábrica y dijo que los operarios habían "hecho todo lo posible" para llegar a esta instancia. "La empresa tiene deudas millonarias y, en un contexto de fuerte caída de ventas por la crisis económica del país, tampoco puede hacer frente a las tarifas de energía eléctrica, gas natural y agua potable", dijo a Radio 10.

"Nos dijeron en la reunión: hasta acá llegamos. Es tremendo. Fue en el mismo ministerio de Trabajo. Y ahora nosotros nos tenemos que abocar a ver qué hacemos. La gente durmió en la fábrica para resguardar las máquinas, para que no se las lleven", afirmó Ledesma.

El dirigente sindical aclaró que los directivos no dijeron que van a pagar las indemnizaciones, ya que no tienen dinero porque la firma "está muy endeudada" y tiene "varios juicios abiertos".