CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)- Google no hizo caso a las denuncias sobre la aplicación del gobierno de Arabia Saudita, "Absher", después de que políticos y organizaciones de derechos humanos le reclamaran dejar de tenerla entre las opciones de descarga.

Google respondió a una petición de 14 miembros del Congreso de Estados Unidos, sobre la remoción de "Absher", una aplicación que los hombres usan para controlar y monitorear a las mujeres, según lo informó el sitio Insider.

Google respondió que no viola ningún acuerdo o política de la empresa y se negó a borrarla, según publica La Gaceta.

La polémica surgió porque la aplicación permite que los varones localicen a sus esposas e hijas y reciban un mensaje cada vez que utilicen su propio pasaporte para viajar fuera del reino. Cabe destacar que la legislación de Arabia Saudita establece que cada mujer del país árabe debe tener un tutor masculino, normalmente el padre o el marido, que supervise todo lo que hace a lo largo de su vida. Todo ocurre en un contexto donde miles de mujeres sauditas intentan huir del reino cada año.