En uno de los videos que presenta en Youtube ‘El hombre de la Bolsa’, hay un profundo análisis sobre la evolución entre tasas de interés y la inflación, al plantear un comparativo entre lo ocurrido en el período 2018 y 2022. El resultado, según pudo evaluar ADNSUR, es más que sorprendente.

De acuerdo con lo que planteó el youtuber, un depósito de 1 millón de pesos en enero de 2018, generó un rendimiento total, aplicando el interés compuesto (es decir, reinvirtiendo capital e intereses cada 30 días), que en el primer mes de este año se convirtió en 5 millones de pesos.

Se puede vivir del Plazo Fijo ? Te lo cuento...

¿4 millones de ganancia? Parece una tasa de retorno más que auspiciosa, en 4 años transcurridos. Sin embargo, hay que tener en cuenta el ‘problemita’ argentino llamado inflación, que si bien este año se ha socializado a casi todo el mundo, es un ranking en el que tenemos varios Mundiales ganados desde mucho tiempo.

Cuando nuestro amigo youtuber actualizó el monto del capital inicial invertido de 1 millón de pesos, al cruzarlo con la inflación acumulada en los 4 años (con un total del 366,8%), ese monto de enero de 2018 equivalía en enero de 2022 a 4,7 millones de pesos.

¿Qué significa lo anterior? Que el rendimiento neto del plazo fijo es de sólo 300.000 pesos, ya que el resto es actualización por inflación. Dicho de otro modo: de los 5 millones que hay al final de la cuenta, 4,7 comprarían hoy lo mismo que hace 4 años se compraba con 1 millón. Y al distribuirse ese monto en los 4 años y a su vez, en 12 meses, el valor es prácticamente insignificante para la subsistencia diaria. 

Hasta agosto de 2022, la cuenta hubiera sido aún más negativa

Si el cálculo se actualiza hasta agosto de 2022, la calculadora de inflación aplicada para el caso anterior determina que 1 millón de pesos de enero de 2018 es el equivalente hoy a algo más de 6,8 millones de pesos.

Para entender mejor el cálculo anterior, puede pensarse el siguiente ejemplo: un vehículo 0 km que en enero de 2018 costaba 1 millón de pesos, hoy cuesta, para el mismo vehículo y modelo (más allá de las adecuaciones tecnológicas o rediseños que se suman en cada año), unos 6,8 millones de pesos. La plata es mucho más, pero el bien adquirido es el mismo. 

Frente a ese cálculo, el plazo fijo iniciado en enero de 2018 hubiera arrojado resultados claramente negativos, ya que ni siquiera en la proyección más optimista, la tasa de interés alcanza a equilibrar el capital actualizado por la inflación.

Veamos: aplicando mes a mes cada una de las tasas que fueron subiendo (suponiendo que el ahorrista hubiera renovado mensualmente su plazo fijo un día después de la suba, que fue en diferentes fechas y con poco anuncio previo), el cálculo hasta agosto arroja un rendimiento total de 6,3 millones de pesos. El ahorrista debería haber esperado hasta septiembre próximo, renovando en agosto con un 5,8% mensual, para alcanzar apenas los 6,7 millones de pesos.

Dicho más claro: quien depositó 1 millón de pesos en enero de 2018 y los renovó mensualmente, capital e intereses, hoy contaría con el equivalente a 900.000 pesos de aquel momento. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!