A dos horas de que se diera a conocer el dato de inflación de julio, que alcanzó el 7,4% en el mes de julio, el Banco Central de la República Argentina comunicó a los bancos que elevó la tasa de referencia, la de las Letras de Liquidez (Leliq) a 8 días, al 69,50% nominal anual.

La suba de tasas de interés de política monetaria comenzó a regir a partir de este viernes en los depósitos a plazo fijo en pesos, para el caso de los depósitos de hasta $ 10 millones hechos por personas.

Nueva tasa de interés para los plazos fijos en pesos: cuánto pagarán desde este viernes

El nuevo piso garantizado de tasa nominal anual (TNA) pasó a ser del 69,5% -antes era de 61%- para los depósitos a 30 días, lo que representa un rendimiento mensual del 5,79% y un rendimiento anual efectivo del 96,5%.

Y para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado, la tasa mínima garantizada es del 61%, lo que representa una tasa efectiva anual de 81,3%, informó Télam. 

Por lo que si una persona hace un plazo fijo por 30 días de $ 100.000, al finalizar el plazo recibirá $ 105.791, es decir los $ 100.000 que había depositado en un primer momento más un interés de $ 5.791.

Pero si decidiera al final de ese plazo hacer un nuevo plazo fijo por 30 días con el dinero inicial más los $ 5.791 ganados en intereses, obtendría al final del plazo $ 111.917, es decir los $ 105.050 depositados a principio de mes más un interés de $ 6.126.

En caso de no haber cambios en la tasa de interés durante el próximo año, si ante cada vencimiento la persona volviera a hacer un nuevo plazo fijo por 30 días con el capital inicial y los intereses ganados, en 12 meses tendría $ 196.525. Es decir, los $ 100.000 depositados inicialmente más un interés de $ 96.525.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!