RAWSON (ADNSUR) - Al parecer llegó el Día D, y será el jueves 4 de marzo, fecha de la primera sesión del período 2021 de la Legislatura, cuando los diputados traten el dictamen en mayoría para aprobar el proyecto 128/20, que establece una zonificación de los departamentos de la meseta, Telsen y Gastre, para habilitar la explotación minera. Así surge de lo dispuesto este miércoles al mediodía por la comisión de Recursos Naturales, que con seis votos a favor, dos en contra y un ausente, le puso fecha al tratamiento para que el tema sea incluido en el inmediato Orden del Día.

Según pudo saber ADNSUR, la sesión comenzó a las 12 y hubo un cuarto intermedio de aproximadamente una hora, en el cual los legisladores que tenían tomada la decisión de sacar el despacho se abocaron a ordenar todas las reformas propuestas al proyecto original, para terminar de ordenar toda la redacción del texto final de la ley que será tratada este jueves.

Los diputados que votaron a favor de la aprobación fueron Roddy Ingram, Carlos Gómez y Mariela Williams del Frente de Todos; Sebastián López del bloque unipersonal Integrando Chubut; y los diputados Tatiana Goic y Carlos Eliceche, del Frente de Todos. En tanto por la negativa y el rechazo total se manifestaron la diputada de la UCR, Andrea Aguilera, y el petrolero del Frente de Todos, Mario Mansilla. La única ausente fue la diputada de Rawson y con una postura crítica con el bloque oficialista, Rossana Artero.

El apuro en el tratamiento del proyecto más polémico de los últimos tiempos no sorprende, si se tiene en cuenta que ya hubo intentos de sacar un dictamen en diciembre y en el receso de verano cuando había sido convocada una sesión extraordinaria, y en las dos oportunidades debió darse marcha atrás por las dudas expresadas por algunos legisladores y el pedido por un mayor plazo de tiempo de análisis.

Tal como había anticipado ADNSUR en su columna del pasado 7 de febrero, luego de la suspensión de la convocatoria a la sesión del verano, el tema no había quedado archivado, sino que todo indicaba que habría un nuevo intento en breve, ya que la mirada del gobierno chubutense y del gobierno nacional era que el asunto no admitía más dilaciones.

Si bien el envío del proyecto se hizo en el mes de noviembre y se convirtió en el tema de agenda obligado en los últimos tres meses, la habilitación de la minería es la primera vez que obtiene un dictamen para ser tratada en el recinto. Previamente los debates giraron en torno a la conveniencia política o no de abordarlo en este momento, al repudio a los escraches, y hasta a un escándalo con ribetes judiciales, luego de que la diputada Leila Lloyd Jones deslizara el posible pago de coimas por parte de algunos de sus colegas.

Tras un cierre de año escandaloso, el gobierno decidió encarar una convocatoria virtual a una serie de actores, lo que dio en llamar un amplio debate que igual fue cuestionado por instituciones científicas y dirigentes ambientalistas. Después de una semana de encuentros, se volcaron una serie de reformas en un documento que fue enviado a la Legislatura, según se informó, para enriquecer la idea original con aportes del sector empresario, comercial, gremios y actores políticos.

Las reformas introducidas al proyecto original fueron informadas en exclusiva por ADNSUR el 4 de febrero, y entre las más salientes, se eleva el bono compensador minero al doble del monto original y se crea un canon inicial de entre 5 y 10 por ciento de la inversión total de cada proyecto. Además, se da participación a sindicatos y se eleva el monto para municipios que apoyen la iniciativa. Y se reservan fondos para pago de deuda provincial.

Ahora habrá que ver en la sesión de este jueves, qué opinión tiene el pleno de la Cámara, donde para ser aprobado, el dictamen necesita la mayoría simple de los presentes, es decir, 14 votos si hay 27 diputados, que pueden ser menos si llega a haber ausentes o abstenciones. Seguramente será un debate extenso con un fuerte cruce no exento de polémicas, en lo que no hay dudas es el proyecto de ley de mayor repercusión e impacto social en los últimos tiempos en la provincia del Chubut.