Tras la repercusión de la fotografía de una reunión social en la Quinta de Olivos en la que aparecen Alberto Fernández y su mujer, Fabiola Yáñez, los jefes de bloque de Juntos por el Cambio Mario Negri (UCR) y Cristian Ritondo (Pro) presentaron este viernes un proyecto en el que solicitan el juicio político contra el presidente. Lo acusan incurrir en mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones.

Las justificaciones que dio esta tarde el presidente Fernández sobre lo sucedido en la residencia de Olivos el 14 de julio de 2020–cuando se celebró el cumpleaños de Yáñez-, lejos de satisfacer a la oposición, exacerbó el malestar.

“La situación desenmascara la hipocresía del Presidente. Para entonces, regía una estricta cuarentena que prohibía reuniones sociales y limitaba la circulación de los esenciales. Él, quien ordena cumplir lo que él no cumple ni hace cumplir a su círculo estrecho en el lugar donde vive, muestra una desigualdad ante la ley que agravia a un país republicano. Esta gota rebalsó el vaso. Se ha deshonrado la investidura pública. Se ha desconocido la más elemental dignidad republicana y de ética pública que impone la Constitución Nacional en sus Arts. 1, 16 y 36”, enfatizaron los legisladores.

La iniciativa, encabezada por Negri y Ritondo, cuenta con el acompañamiento de los diputados Gustavo Menna, Omar De Marchi, Karina Banfi, Soher El Sukaria, Miguel Bazze, Luciano Laspina, Albor Cantard, Federico Angelini, José Cano, José Nuñez, Facundo Suarez Lastra, Gisela Scaglia y Ricardo Buryaille. No hay firmas de diputados de la Coalición Cívica, que prefirieron adherir a la propuesta de Ritondo de crear una comisión investigadora.

Los firmantes del pedido de juicio político contra el presidente señalan que el jefe de Estado violó, cuanto menos, el decreto 576/2020 que establecía una serie de restricciones hasta el 17 de julio del año pasado: distanciamiento social, preventivo y obligatorio, la prohibición de circulación, y la utilización de tapabocas, entre otras medidas. Estas restricciones no fueron cumplidas por el presidente ni por la primera dama, como tampoco por los diez asistentes al festejo.

“La culpa siempre fue del otro: del gobierno anterior, de los que necesitaban salir a trabajar, de los jóvenes, de los que viajaban al exterior y hoy la culpa es de la primera dama -expresó el diputado Ritondo-. Lo que ocurrió no fue un error, como dijo el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. Por eso hemos decidido presentar el pedido para la conformación de una comisión investigadora y el juicio político para el presidente de la Nación”.

“Las disculpas del Presidente dejan gusto a poco -sostuvo Negri-. No es de caballero culpar a la pareja, debería hacerse cargo él. No fue solamente un descuido. Tampoco explicó por qué mintió a los argentinos al negar las reuniones sociales en Olivos. Se internó más en su laberinto”.

También el jefe de la UCR y precandidato a senador nacional, Alfredo Cornejo, cuestionó a Fernández. “El presidente dijo que no le gusta ocultar nada, pero no explicó por qué mintió y aseguró que la foto no era en la Quinta de Olivos. Su explicación no es la que merecen los argentinos”.

“Un pedido de disculpas frente a un delito no hubiera alcanzado. Hubiera, sí, demostrado empatía con un pueblo que sufrió pérdidas y privaciones extremas. Solo dijo que lo lamentaba, como si eso alcanzara”, sostuvo, por su parte, el diputado y precandidato Facundo Suárez Lastra.

Fuente: La Nación