El ex presidente Mauricio Macri regresará al país la próxima semana y se sumará a la campaña de Juntos por el Cambio de cara a las  elecciones legislativas, para respaldar a las listas encabezadas por María Eugenia Vidal en la Ciudad y Diego Santilli en la Provincia de Buenos Aires.

Tras viajar a España a fines de junio, Macri se trasladó a Zúrich, donde participó de distintas actividades en su rol de presidente de la Fundación FIFA. Ahora, según indicó la ex gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el líder del PRO está volviendo a Argentina.

"Ahora está volviendo. Espero que le den la habilitación en estos días", sostuvo la precandidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio en la Ciudad, haciendo alusión al límite de ingreso de personas desde el exterior.

En diálogo con Radio Rivadavia, Vidal también afirmó que una vez que aterrice en el país, Macri "va a ser parte de la campaña", para impulsar las listas encabezadas por postulantes del PRO.

"No sólo tiene valor como un ex presidente que tiene su experiencia para aportarnos, sino que además hay una parte de la sociedad que lo sigue apoyando y es parte de Juntos por el Cambio", reconoció la ex gobernadora.

Al ser consultada sobre su relación con el líder del PRO tras su decisión de competir electoralmente en la Ciudad de Buenos Aires, la ex gobernadora bonaerense expresó:

"A lo largo de nuestro vínculo, hemos tenido acuerdos y desacuerdos. Este desacuerdo fue público, pero ninguno de los desacuerdos que hayamos tenido puso en duda nuestro vínculo". Asimismo, reconoció que hoy Juntos no tiene un líder único: “Creo que hoy Juntos no tiene un solo líder. Hay muchos. Me gustaría ser candidata a presidenta, pero lo más importante es que ganemos en 2023”.

Cuatro fuentes del PRO confirmaron que Macri planea viajar desde Europa hacia la Argentina la semana que viene, probablemente el 10 de agosto. Hasta el jueves a la noche, el ex presidente esperaba la confirmación del vuelo. Según dijeron a este medio, no regresó antes por inconvenientes con los aviones pero esta vez será un hecho.

Macri deberá presentar un PCR negativo realizado en Europa, hacerse un análisis en el aeropuerto argentino, guardar siete días de aislamiento obligatorio y realizarse un nuevo PCR  para poder salir a la calle sin poner en riesgo a la sociedad e iniciar las actividades de campaña.