RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Este lunes, pasadas las 16 horas inició la paritaria docente en Santa Cruz, con la presencia del Concejo Provincial de Educación y los representantes de ADOSAC y AMET. El encuentro marcó el puntapié inicial de la ronda de negociaciones del Poder Ejecutivo Provincial con los trabajadores estatales y tendrá continuidad este miércoles con la Administración Pública Provincial, ex Ley 591.

Según informó La Opinión Australla oferta salarial del Gobierno totalizó un 20% a pagarse en dos tramos iguales: 10% con la liquidación salarial de marzo y el porcentual restante con los sueldos de julio.

Los trabajadores no pierden de vista las condiciones sanitarias para el regreso al aula
El escenario actual, se completa con la suma extraordinaria del Fondo Nacional del Incentivo Docente (FONID) de $ 4.840. Este beneficio comenzó a liquidarse en diciembre último y regirá hasta marzo. Fue liquidado en cuatro cuotas iguales, mensuales y consecutivas de $ 1.210, conjuntamente con el pago normal y habitual por este concepto de $ 1.210.

Realizada la oferta del Consejo de Educación, los gremios abrieron el debate insistiendo al Gobierno que genere las condiciones adecuadas para el regreso a clases bajo la presencialidad escalonada.

En tanto, los docentes santacruceños cerraron 2020 -año en que estalló la pandemia y dificultó las paritarias tanto en el ámbito público como privado- con un incremento del 35%, “todo en blanco y al básico, todo una absoluta rareza en un ámbito donde los salarios de la mayoría de los distritos provinciales se conforman a partir de sumas en negro”, había expresado el sindicato de mayor número de afiliados (ADOSAC) el 20 de noviembre pasado.

Avanzado el debate e intercambio de posturas de las condiciones salariales y laborales, el Ministerio de Trabajo dispuso un cuarto intermedio hasta el martes 2 de marzo.

Por su parte, la Asociación de Docentes de Santa Cruz (ADOSAC) y la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica podrán realizar consultas a sus representados. Se trata del mecanismo que los gremios emplean para aceptar o rechazar lo debatido en la mesa de negociación.