RAWSON (ADNSUR) - Durante dos horas y media estuvo el miércoles el ex secretario de la Privada de la Gobernación, Diego Luters, prestando declaración en la causa por presuntos sobreprecios en obras del Ministerio de Infraestructura y el área de Servicios Públicos de la Provincia. Lo hizo en calidad de testigo ante los fiscales Daniel Báez y Jorge Bugueño en Puerto Madryn, hasta donde fue trasladado con autorización del juez Sergio Piñeda, y contando con la asistencia de su abogado defensor, Lisandro Benítez.

En ese marco, en su declaración desvinculó al actual gobernador Mariano Arcioni de la causa por sobreprecios, ya que aseguró que apenas asumió Arcioni a la gobernación, y sin conocer detalles de cómo se manejaban algunos asuntos, realizó una reunión con funcionarios y dijo que de ninguna manera iba a permitir sobresueldos, coimas, ni plata en negro. Incluso aseguró que uno de los objetivos que tenía era bajar los valores de la obra pública en la provincia.

QUÉ DECLARÓ LUTERS SOBRE LA CAUSA POR PRESUNTOS SOBREPRECIOS

Luters habría puesto en conocimiento de los fiscales los detalles del mecanismo para que algunos funcionarios se hagan con los retornos de obras también en Servicios Públicos. Habló de "la manera de recaudar la coima y la participación de personas que no han sido aún imputadas", incluyendo a un ex ministro provincial, afirmó una fuente judicial a diario El Chubut.

Incluso, el mecanismo relatado por el ex funcionario no difiere del que también se investiga en la causa "Revelación" y la llamada "caja negra de la política".

Se desprende de la declaración del testigo, que Diego Correa, por entonces subsecretario de la Unidad Gobernador, primero reunía a un grupo minúsculo de empresarios, informaba de cuánto debían dejar de retorno, y esos responsables de empresas debían repartir a su vez la información al resto de las constructoras participantes. Además, Luters ratificó que Correa se habría hecho cargo de un sistema que antes conducía el ministro Coordinador, Víctor Cisterna.

"INCLUIAN LA COIMA EN LA OBRA PARA NO PERDER"

En principio, la causa por presuntos sobreprecios en Servicios Públicos apuntaba a cuatro obras puntuales, pero los datos aportados ayer miércoles por Luters alertan sobre varios trabajos más bajo sospecha. 

Los fiscales se encontraron con una declaración inesperada por las precisiones brindadas por el ex funcionario ante la cantidad de obras, cómo era el mecanismo y la operatoria. A tal punto, que confirmó que "los empresarios sabían de este mecanismo en cada obra que encaraban. Incluso las proyectaban ya con sobreprecios; incluían la coima en el monto de la obra para no perder", revelaron al mismo medio del Valle una fuente judicial.