COMODORO RIVADAVIA - Desde que se realizó el debate de candidatos a la gobernación de Chubut el último jueves, muchas personas me preguntan: “¿y… quién ganó?”. No está mal intentar medir a ese espacio de esgrima verbal con cierta óptica cuasi deportiva, pero el resultado que cada uno pueda encontrar dependerá de su posición previa y cuánto de lo dicho por los aspirantes haya hecho mayor eco en sus posiciones previas.

Prefiero, en cambio, enfatizar algunas posturas claras que pueden rescatarse por la eficiencia (poca o mucha) de cada uno en el uso del tiempo asignado para responder. ¿Cuál fue el mensaje más claro de cada uno, a lo largo de más de dos horas de exposición y discusión de ideas?

La exposición de respuestas a los ejes previos planteados por la organización a cargo de la Universidad tuvo una regla básica clara: responder en un tiempo asignado de 3 minutos. Por eso, el uso eficiente de ese tiempo y el respeto a esa norma elemental se constituye, en sí mismo, en una prueba de laboratorio para prospectar un futuro ejercicio de la conducción provincial.

Como estudiante además de la carrera de Couching Ontológico, es necesario aclarar desde qué óptica propongo este análisis de los momentos más salientes: el lenguaje es acción.

Así, el aprovechamiento del tiempo para exponer con claridad qué se debe hacer en cada tema específico es para mí no sólo un enunciado, sino una forma de medir la capacidad para el desempeño del cargo para el que se propone quien está hablando.

POLÍTICAS PÚBLICAS

Maximiliano Masquijo (MST), expuso una propuesta puntual sobre seguridad, luego de cuestionar la situación del sistema de salud de la provincia, que atribuyó a las políticas de ajuste: “la elección por voto directo de los comisarios de policía, como una forma de control ciudadano”.  

Carlos Whom (PICH), expresó desde la primera consigna una idea que se reiteró en varias respuestas: la convocatoria a “un consenso de todos los sectores sociales para establecer políticas públicas que reformulen el rol del Estado”, para garantizar la prestación de todos los servicios básicos. En esto coincidió con Mario Triviño, candidato a vicegobernador por el Polo Social, quien había hablado de revalorizar el rol de la familia como núcleo básico de la sociedad.

Gustavo Menna (Cambiemos Chubut): propuso reducir el gabinete provincial, ya que “hasta 1994 había sólo 3 ministros y hoy la superpoblación de cargos” impide el normal funcionamiento del Estado. También propuso reducir a 5 el número de integrantes del Superior Tribunal de Justicia (actualmente son 6, con 3 cargos vacantes), proponiendo la incorporación de 2 mujeres. Criticó que “Chubut está anteúltima en el ranking de transparencia”, pese a que fue pionera en materia de información pública, con la llamada “ley Pais”.

Gloria Sáez, Partido Obrero, fue al grano luego de describir la situación de empleo en negro, la precarización laboral en el Estado y el cierre de fábricas en la provincia por las políticas de ajuste aplicadas a nivel nacional: “una ley de prohibición de despidos y suspensiones, la ocupación de toda fábrica que se cierre y su expropiación sin pago de capital”.

Carlos Linares (Frente Patriótico Chubutense), planteó la necesidad de “refinanciar fuertemente esta deuda enorme que nos han generado” en Chubut, en torno al endeudamiento provincial, “de 1.100 millones de dólares y 60.000 millones de pesos en general”, lo que permitiría contar con recursos específicos para las áreas de Salud, Educación y Seguridad.

¿QUÉ HACER CON LA DEUDA PROVINCIAL?

Carlos Linares insistió con la refinanciación de deuda, para contar con aire financiero para invertir en obra pública, para reactivar el empleo, además del énfasis en desarrollos basados en la energía, en áreas rurales, pesqueras y establecer créditos blandos para productores. Aunque cuestionó el origen de la deuda y la falta de certezas sobre “en qué se usó la deuda de 650 millones de dólares”, comprometió el pago de la misma.

Gustavo Menna pasó al ataque contra el PJ: “la deuda tomada, con un 80% en dólares, ocurrió durante los 16 años de gobierno del mismo sector político”, dijo, recordando que se tomó con ingresos “por 500 millones de dólares anuales”, mientras a la UCR le tocó gobernar con menos de 100 millones por año. También diferenció en torno a la deuda la situación de CAMMESA. “No es deuda pública, nos oponemos a estatizar deuda de privados”, planteó. Y provocó el primer momento caliente entre la nutrida concurrencia, al afirmar que el gobierno nacional “tiene la inversión más alta en la historia de la provincia”, provocando silbidos y aplausos, de uno y otro sector.

Maximiliano Masquijo fue quien propuso una postura diferente en torno a la deuda: planteó la negativa al pago de la deuda provincial. “Es inviable cualquier plan productivo sin tomar la decisión soberana, que es no pagar la deuda pública, tanto provincial como nacional”, diferenció, exigiendo que los recursos se vuelquen a la emergencia social y un plan de construcción de viviendas. Además, propuso una empresa estatal energética, controlada por trabajadores, para salir de los tarifazos del Estado nacional.

Gloria Sáez coincidió y propuso “la inmediata investigación de la deuda, a qué y a quién le estamos pagando” y sobre las prioridades de pago del gobierno actual y los anteriores, para “terminar con los negociados de corrupción”.

QUÉ HACER CON LA EDUCACIÓN

Carlos Linares rechazó las versiones que le endilgaron sobre su supuesto cuestionamiento a la Universidad de Chubut, reiterando el compromiso de su partido, a nivel nacional, con la apertura de Universidades en todo el país y que él ponderó, a nivel local, con acciones como el boleto estudiantil municipal.

Gustavo Menna coincidió en que se debe revalorizar el rol de la Universidad, haciendo respetar la ley que la postula como primer consultor del Estado, al cuestionar “la proliferación de consultoras” contratadas por la provincia y los municipios.

Carlos Whom propuso la modificación de currícula de las escuelas primarias y secundarias, recreando a nivel provincial “las escuelas de Artes y Oficios, para dar la oportunidad al chico que quiere dejar de estudiar, porque seguramente tiene otros dones”.

Maximiliano Masquijo propuso “fuertes impuestos al capital concentrado”, para mejorar el financiamiento universitario.

RELACIÓN PROVINCIA-NACIÓN

Gustavo Menna cuestionó a los gobiernos justicialistas por “obsecuencia” con los gobiernos nacionales del mismo signo, por lo que en materia de federalismo propuso “respetar la Constitución” para evitar perjuicios a la provincia, entre los que señaló la renuncia del gobierno anterior de Chubut a juicios “que estaban ganados, como los ganaron recientemente otras provincias”, y hubieran implicado un ingreso de 15.000 millones de pesos para Chubut. En este punto, las reacciones del público volvieron a explotar, a partir de los rechazos al gobierno nacional de Mauricio Macri, como también en apoyo al candidato radical.

Carlos Linares enfatizó en este punto la importancia de su propuesta de conformar un bloque patagónico, integrando a los legisladores nacionales de todos los partidos políticos, para defender los intereses de la provincia frente al gobierno nacional. “Tenemos gran parte de la producción energética y petrolera del país y la tenemos que ir a defender en bloque”, insistió. Y si bien disparó por elevación sobre Menna, al preguntar “qué votan los legisladores nacionales”, pidió también respeto por la diferencia de ideas, en torno a los silbidos que se habían escuchado contra el candidato radical. “La persona que más debe dar respuestas hoy es el gobernador actual, pero no vino”, cuestionó sobre la ausencia de Mariano Arcioni.

LINARES SOBRE EL ABORTO: “EN EL MARGEN DEL MEDIO”

En el turno de preguntas entre candidatos, Gloria Sáez preguntó a Carlos Linares sobre su postura en torno a la legalización del aborto y la separación de la iglesia y el Estado: “como dijo nuestra compañera y conductora, entre el sí y el no hay un margen en el medio, que es donde nosotros tenemos que jugar. Es en la prevención y en la educación, porque vemos cada vez más embarazos de corta edad en los barrios. Son conceptos de vida, pero el fuerte compromiso que asumimos es en la educación y que todos tengan la posibilidad de acceder”.

TRIVIÑO VERSUS MENNA

El momento de mayor aplauso para Mario Triviño fue cuando preguntó a Gustavo Menna: “¿Cómo planeás tu campaña teniendo al Presidente que tenemos?”, dijo entre risas.

La réplica del candidato radical fue contundente: “Una de las características nocivas de la política es el autoritarismo y la intolerancia por el pensamiento distinto –refutó-. Lo que decís no me parece gracioso. La característica de los foros es la discusión de ideas y de pensamientos distintos. Con gente con trayectoria en la política como el intendente Linares, podemos disentir pero jamás va a tener una expresión como la tuya. Pertenecemos a un espacio al cual reivindicamos, el cual merece respeto porque tiene el acompañamiento de muchísima gente, tanto que ganó una elección, aunque a vos no te guste y reivindicamos esa pertenencia más allá de disidencias que no tenemos problema en plantear”, obteniendo también aplausos del público y del propio Triviño, que luego intentó un pedido de disculpas.

También Linares exigió a Menna para preguntar si integraría el bloque patagónico, a lo que respondió: “ha habido coincidencias con muchos colegas en temas que nos cortan transversalmente. Yo destaco y reclamo que el posicionamiento frente al gobierno central, pese a que hay quienes hacen demagogia como si la provincia estuviera en guerra con el Estado nacional, pero lo que digo es que esto hay que plantearlo siempre. La dificultad que enfrentamos es tan extrema, que debemos propender a generar encuentros y consensos, como planteaba Carlos Whom”.

POSICIÓN FRENTE AL FRACKING

Masquijo preguntó a Linares cuál sería su posición ante la llegada del fracking a Chubut, a lo que respondió el actual intendente: “es un modelo de extracción que hoy se impone en Neuquén y que antes de que llegue a Comodoro es un tema de estudio ambiental. Es verdad que la provincia no le da la importancia que necesita; nosotros vivimos en una ciudad con más de 5.700 pozos en la zona urbana y cuando el Estado tenga el control ambiental que necesitamos, no le tenemos que tener miedo al debate. Todavía no llegó a nuestros campos petroleros, pero me parece que si esa actividad la quieren imponer, debe llevar el control necesario y en eso me preocupa el control de la provincia sobre sus recursos”.

Menna también eligió a Carlos Linares, sobre la quita de coparticipación entre 2008 y 2015, aplicada por Nación a Provincia, “¿cuál sería tu actitud frente a un gobierno nacional del mismo o de distinto signo político?”.

“Quien te habla, junto a un amigo y los compañeros petroleros y distintos sindicatos, hemos tenido en 2012 el logro más significativo en Rawson, con el bono adicional de regalías del dos y medio por ciento. Tuvimos el condicionamiento de nuestro gobierno nacional, pero pusimos por delante los intereses de nuestra provincia y hoy los beneficios los tiene todo Chubut. Tengo el compromiso nacional y popular, pero también la libertad de conciencia de que doy la discusión en Comodoro Rivadavia, en Chubut y ante el gobierno nacional”.