La Justicia de Jujuy resolvió este jueves agravar la condena contra Milagro Sala por el escrache realizado contra el gobernador -por aquel entonces senador- Gerardo Morales en el año 2009, y tras la decisión la dirigente social podría volver a la cárcel.

La condena inicial contra la líder de la Tupac Amaru había sido de tres años de prisión efectiva, y en las últimas horas el Tribunal Oral Federal 1 de la provincia norteña resolvió agregar a la misma seis meses más.

En la misma resolución habían sido condenadas también las dirigentes María Graciela López (tres años y seis meses) y Ramón Salvatierra (dos años y un mes en suspenso).

En el marco de la causa, cabe destacar, la defensa de Sala había pedido ante el Tribunal Oral la prescripción del delito de amenazas, pero los jueces Mario Héctor Juárez Almaráz, Alejandra Cataldi y Liliana Snopek rechazaron diez días atrás esa presentación.

1_5071126091783995837.pdf

A raíz de esa decisión, los abogados del hoy gobernador Gerardo Morales solicitaron "la inmediata efectivización de la condena de arresto y el envío al penal federal de General Güemes, en Salta”.

“Milagro Sala no es una presa política, ni tampoco es una política presa, es una delincuente condenada. No lo dice Gerardo Morales, ni la Justicia de Jujuy, lo dice la Justicia Federal, la Corte Suprema de Justicia y la Cámara de Casación Penal. Debe ser inminente el dictado de sentencia y el traslado para que cumpla la condena”, había afirmado al respecto la defensa de Morales.

Cabe destacar que la condena de Sala solo contemplaba el delito de daños y luego, en 2017,  la Cámara de Casación ordenó dictar un nuevo fallo donde se agregara el delito de amenazas.