COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Intendentes del PJ encabezados por el comodorense Juan Pablo Luque pidieron al presidente del partido, Ricardo Mutio, que solicite la suspensión de las elecciones internas, que debería realizarse el próximo 29 de noviembre para la renovación de autoridades partidarias, en tanto se apunta a evitar que dicho proceso se realice en el contexto de la pandemia y potencie riesgos de contagio.

Por su parte, el órgano partidario decidió activar los mecanismos para cumplir con la normativa vigente, pero dejó supeditada la realización de elecciones a la evolución de la crisis sanitaria que atraviesa la provincia de Chubut.

La nota fue presentada el 7 de octubre ante la Junta Electoral y fue acompañada por intendentes de distintas ciudades de la provincia, que van desde Comodoro Rivadavia hasta Sarmiento, Dolavon, Lago Puelo, Río Senguer, además de legisladores nacionales como Santiago Igón, Nancy González y Estela Hernández.

La presentación advierte que “estaríamos convocando a un proceso electoral interno, con todo lo que ello implica, en el transcurso de un pico de contagios de COVID-19 que como es de público conocimiento, tiene a nuestro sistema de salud al borde del colapso”.

El texto, al que tuvo acceso ADNSUR, añade:

“Por lo delicado de la situación planteada, nos dirigimos a usted con el fin de que convoque a reunión del Plenario del Consejo Provincial con el fin de que el mismo analice la posibilidad de solicitar a la Justicia Federal con competencia electoral, la postergación del proceso electoral que correspondería reanudar, hasta tanto las condiciones sanitarias y epidemiológicas permitan llevar adelante elecciones internas de manera segura para la salud de toda nuestra población, evitando desde el Partido Justicialista, ser generadores de contagios colectivos y masivos a raíz de la aglomeración de gente en un día de votación”.

La Junta Electoral ratificó el calendario

Por su parte, la Junta Electoral reunida en Rawson el mismo 7 de octubre resolvió reactivar el proceso electoral y esta tarde publicó el cronograma electoral, según el cual comienzan a correr los plazos legales para derivar en las elecciones del 29 de noviembre.

Sin embargo, la decisión de la Junta no ignora el pedido de suspensión, según quedó evidenciado en el acta de la reunión, ya que el presidente, Omar Avila, hizo referencia a las posturas en torno a la posibilidad de postergar las elecciones, “especialmente en las zonas más críticas. Atento lo atendible de dichas posturas se hace referencia que el proceso electoral quedará indefectiblemente  supeditado  a  las condiciones  epidemiológicas  y  sanitarias  imperantes  en  la provincia –se indica en el acta- y  a  las determinaciones que eventualmente disponga el Poder Ejecutivo Nacional y/o la Justicia Electoral competente al momento de su efectiva ejecución”.

Otra resolución de la Junta fue la adecuación a la ley de paridad de género, por lo que debió modificar su conformación, ante un requerimiento de la justicia electoral.

La suspensión de las elecciones por efecto de la pandemia no sería sorpresiva, considerando que ya se han adoptado decisiones similares en el ámbito gremial, a partir de la prórroga dispuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación para todas las conducciones que debían renovar mandatos durante este año.

Si no hay suspensión, el plazo para la presentación de listas vence el próximo 31 de octubre. Es decir que en 20 días se debería resolver tanto la posibilidad de una lista de unidad como la conformación de dos o más propuestas, en caso de que no se acuerde una nómina única.

“Todos queremos la unidad, pero hay que estar preparados por si no se da y no es momento para salir a buscar avales en toda la provincia en este momento de la pandemia”, coincidieron en entornos políticos locales. “Puede que algunos que no tienen responsabilidades políticas hoy tengan el tiempo para hacerlo, pero no es el caso de quienes están en funciones y peleando contra la crisis sanitaria día a día”, indicaron desde cercanías del intendente Luque.