En medio del creciente conflicto entre Israel y Hamas desatado hace algunas semanas, más de 100 personalidades del ámbito político, cultural y social firmaron una solicitada titulada “Otra vez Gaza, otra vez la política de la masacre sistemática”, donde piden por el cese de los bombardeos en Gaza.

“Exigimos la inmediata detención de los bombardeos a Gaza y el respeto al derecho internacional público, para restablecer el imprescindible acuerdo de paz entre palestinos e israelíes; al tiempo que responsabilizamos al gobierno de Netanyahu por crímenes imprescriptibles contra el pueblo palestino”, afirma el texto rubricado por el periodista protagonista de la vacunación VIP, Horacio Verbitsky, el cantante Indio Solari y la legisladora Ofelia Fernández, entre otros.

“La derecha que gobierna Israel nos hace saber, una vez más, qué se propone en Gaza”, comienza la carta que cuenta también con las firmas de la escritora Rita Segato, la actriz Luisa Kuliok, el escritor Mempo Giardinelli y el actor Osvaldo Santoro.

En ese sentido, la solicitada remarca que "la CNN registra fotográficamente las postales de la masacre en curso. Hamas había exigido horas antes que la policía israelí se retirara de la mezquita Al Aqsa, en Jerusalén, ‘donde cientos de palestinos resultaron heridos’”, y destaca informes del canal de noticias estadounidense donde se da cuenta de cómo “ultranacionalistas israelíes venían provocando a los creyentes musulmanes con la activa complicidad de la policía local”.

“Esta es una escalada que recién empieza. Con el correr de los días los muertos, de ambos pueblos, no cesan. Tienden a incrementarse respetando la misma asimetría militar. Cohetes contra ataques aéreos”, afirmaron los firmantes.

Y cerraron: “¿Hasta cuándo? ¿Para qué? Las personas que firmamos abajo, judías y no judías, exigimos la inmediata detención de los bombardeos a Gaza y el respeto al derecho internacional público, para restablecer el imprescindible acuerdo de paz entre palestinos e israelíes; al tiempo que responsabilizamos al gobierno de Netanyahu por crímenes imprescriptibles contra el pueblo palestino”.