El Gobierno Nacional podría disponer un fuerte cierre de actividades para intentar disminuir la circulación y así bajar la cantidad de casos de coronavirus en plena segunda ola en Argentina. Los contagios crecieron 12% en la última semana hubo un nuevo pico de ocupación de terapias intensivas por casos graves de covid.

Alberto Fernández se reunirá en las próximas horas en la Casa Rosada con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y la secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra, para analizar las nuevas restricciones, que podrían regir desde el fin de semana, ya que el viernes vencen las actuales medidas. 

El domingo por la noche el Presidente dijo que las restricciones “son muy necesarias” y detalló que  “en los lugares donde se cumplieron” estas limitaciones “la caída de casos fue más significativa”.

Según detalla TN este lunes, Alberto Fernández se refirió a lo que sucede en el conurbano bonaerense y contrastó la situación sanitaria de esa zona con la del distrito porteño, donde recordó que aún hay clases presenciales, tras la decisión de la Corte Suprema. 

Además, el Presidente defendió la "ley pandemia" que impulsa para regular las restricciones, proyecto que envió al Congreso. Y dijo que "si no está la ley, la única alternativa es que un DNU vuelva a poner en vigencia las restricciones”.

La iniciativa suspende las clases presenciales en los distritos que se encuentran en alarma epidemiológica por la suba de casos de covid, previa consulta con las autoridades locales. 

Juntos por el Cambio rechaza el proyecto, ya que advierte que el Presidente busca tener “superpoderes”.